Velas de citronela para ahuyentar insectos

En épocas de verano, nos gusta disfrutar del jardín, o del patio de casa, pero los insectos siempre son una verdadera molestia. Te enseñamos en Utimujer como hacer velas de citrinela para ahuyentar insectos y disfrutar una velada al aire libre.

Velas de citronela para ahuyentar insectos

Velas de citronela para ahuyentar insectos, materiales

Vamos a necesitar los siguientes materiales:

  • Latas de conservas para reciclar
  • Dos ollas o cacerolas.
  • Cera, podemos reciclar restos de otras velas.
  • Mechas ( pábilos)
  • Soportes metálicos para las mechas.
  • Aceite esencial de citronela.
  • Otros aceites esenciales (opcional naranja, limón, etc.)
  • Pistola de pegamento caliente.
  • Telas, cordones, papales de diseño, lentejuelas, cuentas etc. para decorar por fuera las latas.

Velas de citronela para ahuyentar insectos, procedimiento

Para comenzar vamos a colocar los soportes metálicos en un extremo con un poco de pegamento caliente, y pegar en el fondo de las latas a reciclar. En el caso que las latas sean demasiado grandes podremos colocar varias mechas espaciadas en el centro, para asegurarnos mayor cantidad de calor en la cera.

Vamos a llevar toda la cera para velas (o velas viejas) en una cacerola y la colocaremos a baño maría, en el caso de usar velas viejas, cuando toda la cera esté derretida, retiraremos cualquier resto de partículas indeseadas con una espátula. Es importante vigilar la cera mientras se derrite, para que no se nos queme.

Una vez que la cera se derrita, retiramos del fuego y agregamos los aceites esenciales, el de citronela, se puede mezclar con unas gotas de limón o algún otro cítrico que sea de nuestro agrado. Las proporciones varían dependiendo del tamaño de las velas, pero se calcula aproximadamente 50 mililitros de aceite de citronela por kilo de cera para vela, más 25 mililitros de algún otro aceite esencial.

Llenamos cuidadosamente las latas con la será, y las dejamos reposar al menos 48 horas.

Cuando las velas estén sólidas, solo nos resta decorar las latas, y acá habrá que dejar volar la imaginación. Quedan muy lindas y rústicas forradas con tela de arpillera, yute, cáñamo, etc. sobre todo si les vamos a dar uno en algún jardín o terraza. Con ellas, ningún insecto molesto volverá a acercarse mientras estén encendidas.