Uñas postizas, como mantenerlas y cuidarlas

unas-postizas

Sabemos que las manos son siempre una carta de presentación, pero no siempre tenemos el tiempo suficiente para recurrir a una manicura, o lucir nuestras uñas a la perfección. Las uñas postizas son unas excelentes aliadas en éste caso,  y se adaptan facilmente a cualquier estilo y personalidad. Te contamos como mantenerlas y cuidarlas, ya que las puedes utilizar una y mil veces.

Consejos para cuidar las uñas postizas

Ya sea que tienes una fiesta o algún evento, las uñas postizas son un gran invento para salir del paso si tus uñas naturales no se encuentran perfectas. La ventaja de las mismas, si tienes algunos cuidados, es que mientras las usas, tus uñas naturales permanecen cuidadas y crecen con absoluta naturalidad.

Para cuidar tus uñas postizas ten presente:

  • Cuida tus uñas naturales antes de colocarlas. Aplica una capa de base o esmalte incoloro antes de colocar las uñas postizas, asi evitaras que se rompan.
  • Las cremas hidratantes y de cuidado de tus manos son ideales, pero una vez colocadas las uñas postizas nunca debes abusar de ellas, ya que las desprenden con facilidad. Tampoco debes colocártelas poco tiempo antes de pegar las uñas postizas ya que se corre el riesgo que el adhesivo no agarre, o luego se despeguen. Realiza el tratamiento de cuidado de tus manos al menos 24 horas antes de pegarte las uñas postizas.
  • Para retirar las uñas postizas luego de su uso, no tires, o intentes despegarlas haciendo fuerza, se pueden romper e inclusive puedes dañar tus uñas naturales. Alcanza con utilizar aceite para cutículas, el mismo cumple la función de alivianar el efecto adhesivo y colocando apenas unas gotas, en pocos segundos podras removarlas sin causar daño alguno.
  • Guarda y conserva tus uñas postizas para un uso posterior. Limpia con el mismo aceite de cutículas la parte interior, y podrás utilizarlas las veces que quieras.

Las uñas postizas son ideales para lucir tus manos perfectas, mientras cuidas que crezcan tus uñas naturales, solo debes tener paciencia y ser cuidadosa con el procedimiento de uso, tanto para conservarlas como para volverlas a utilizar.