Truco efectivo para remover pintura de objetos metálicos

quitar pintura de herrajes

Te enseñamos un truco efectivo para remover pintura de objetos metálicos de forma fácil y sencilla. A menudo cuando vamos a restaurar algún mueble viejo o cualquier objeto que contiene piezas metálicas y herrajes, notamos que con el paso del tiempo han sufrido varios cambios de colores acumulando capas de pintura que necesitamos retirar.

Lo más fácil sería recurrir a algún decapante de pintura químico que nos ayude a dejar las piezas de metal y objetos en las correctas condiciones para realizar nuestro trabajo, pero existe una forma sencilla y muy fácil que nos permite retirar la pintura sin tener que someter las piezas a ese proceso químico, y sin el riesgo que queden restos de pintura alguna en aquellos objetos torneados o con demasiados relieves. Toma nota.

Para remover pintura vieja de objetos metálicos vamos a necesitar:

  • Una olla profunda en desuso
  • Agua caliente
  • Objetos metálicos ; Herrajes viejos, bisagras, etc.
  • Pulidor de metales
  • Cepillo de cerdas duras

Procedimiento para remover pintura vieja de objetos metálicos

Remover la pintura vieja de objetos metálicos como herrajes, bisagras o tiradores de un mueble viejo con ayuda de un decapante de pintura puede funcionar correctamente, pero en aquellas piezas torneadas o con demasiado relieve, se transformará en un trabajo de varios pasos. Pon atención a este truco, y verás que facil se puede hacer sin ningún químico.

Vamos a tomar una olla o cacerola profunda, la llenaremos con agua caliente y la podremos a hervir, sumergimos las piezas de metal a las que queremos retirarles la pintura, y dejamos cocinar allí, durante unos 5 minutos aproximadamente. Retiramos del fuego la olla y dejamos reposar de la noche a la mañana.

Como por arte de magia, la pintura vieja saldra sin mayores inconvenientes, ya que el efecto del calor y el agua caliente la desprenderán facilmente cual si fuera una fina capa de goma o plástico.

Con ayuda de un cepillo de cerdas duras, vamos a frotar en aquellas piezas que tienen relieves o están torneadas, para retirar cualquier resto de pintura que pudiera quedar atrapado allí.

Hecho ésto y una vez que las piezas de metal estan completamente sin pintura, debemos secarlas muy bien y luego aplicar pulidor de metales para recuperarlas y dejarlas completamente nuevas y al natural.

Nota: Con ésta técnica o truco se pueden retirar pinturas al agua, latex, acrílicos y algunos tipos de barnices. No permite retirar lacas, justamente porque su función es proteger una pieza del calor y la humedad.

Debemos utilizar una olla o cacerola vieja, ya que los efectos de la mezcla de calor, agua y la pintura vieja provocan efectos tóxicos sobre el material de la misma y no podremos volver a cocinar en ella.