Tips y consejos para aplicar decapante o removedor de pintura

Cuando queremos renovar una pieza, muchas veces necesitamos remover toda la pintura vieja que esta desgastada; para ello en el mercado existen removedores y decapantes de pintura que suelen ser muy útiles al momento de facilitarnos este trabajo. Aprende como utilizarlos con estos tips y consejos para aplicar decapante o removedor de pintura.

¿Cuando se utiliza el decapante o removedor de pintura?

El decapante o removedor de pintura se suele utilizar cuando necesitamos dejar la madera completamente limpia, sin restos de pintura, ya sea porque nos gusta al natural, o simplemente porque necesitamos volver a pintar la superficie y queremos dejarla absolutamente prolija. La lija, nos puede ayudar, pero en muchos casos no es suficiente lijar una pieza para retirar completamente la pintura.

Es importante el uso del decapante o removedor de pintura, sobre todo cuando trabajamos sobre piezas pintadas que están muy deterioradas, ya que si vamos a volver a pintar, no quitar estos restos, puede hacer que la nueva pintura se cuartee, se salte, o bien nos quede una superficie irregular y muy desprolija.

Como se aplica el decapante o removedor de pintura

Los decapantes o removedores de pintura generalmente vivinen líquidos o en gel. Se aplican a pincel o con la ayuda de una brocha dependiendo del tamaño de las superficies a decapar la pintura. Es necesario leer siempre las intrucciones del fabricante, ya que varian las medidas de seguridad de una marca a la otra, y siempre debe realizarse esta tarea en un espacio abierto donde corra aire.

Se distribuye sobre la superficie de forma pareja y se deja actuar 15 a 20 minutos, aunque este tiempo puede variar de un fabricante al otro. Nos daremos cuenta que el decapante esta actuando porque la pintura se levanta, se quiebra o tiende a levantarse sola.

Para retirarlo, vamos a ayudarnos con una espátula, siempre levantando en la misma dirección, y en el caso de aplicarlo sobre madera, respetando la dirección de la veta, para que no se raye.

En los casos de decapar pintura sobre superficies de metal, podemos retirarla con una esponja o cepillo de acero, o virulana.

Podemos repetir la operación en caso de ser necesario y que la pintura no se haya retirado completamente, sobre todo en zonas más difíciles. Aquellas superficies con irregularidades que cuentan con zonas difíciles, se deben retirar con decapante en aerosol, y luego cuidadosamente proceder a retirar los restos de pintura.

Consejos al usar decapante o removedor de pintura

Para trabajar con este material, siempre deberemos utilizar guantes, gafas, y barbijo. Es un producto químico que puede resultar dañino a la piel, las mucosas y sobre todo al inhalarlo. Realiza la tarea en un lugar amplio, preferentemente al aire libre.