Tazas recicladas como alfileteros

Para las amantes de la costura y las manualidades, hoy en Utimujer, les traemos estas simpáticas tazas recicladas que transformamos en alfileteros. Una manera muy decorativa de mantener agujas y alfileres siempre a mano en nuestro taller de costura.

Tazas recicladas como alfileteros

Tazas recicladas como alfileteros, materiales

Para ésta manualidad vamos a necesitar los siguientes materiales:

  • Tazas pequeñas
  • Algodón para relleno.
  • Retazos de telas.
  • Tijeras.
  • Regla y lápiz.
  • Bandas o gomitas elásticas.
  • Pistola de silicona.
  • Cintas de diseño, botones, apliques y todo lo que quieras para decorar.

Tazas recicladas como alfileteros, procedimiento

Antes de comenzar vamos a buscar unas lindas tazas que no utilicemos y combinar retazos de telas de colores para obtener un buen trabajo final. Luego vamos a tomar las medidas del diámetro de la taza y paso siguiente vamos a transferir sobre un retazo de tela.

Con el diámetro dibujado en el centro de la tela realizamos un cuadrado lo suficientemente grande como para armar una especie de pompón, que luego colocaremos dentro de la taza. Es recomendable que sea lo suficientemente grande como para trabajar cómodamente.

Una vez que hemos recortado el cuadrado, colocamos el algodón, guata, o cualquier otro material de relleno, y hacemos una bola centrándolo en el dibujo del diámetro de la taza.

Envolvemos el algodón con la tela y aplicamos una banda o gomita elástica para cerrar. A continuación, cortamos un poco el sobrante de tela para poder armar el alfiletero.

Vamos a tomar la taza, el pegamento y comenzaremos a armar nuestro alfiletero. Para ello colocaremos pegamento en la base de la taza y en el borde superior interno, y luego introducir allí la bola de algodón forrada con tela. Presionamos un poco para que se adhiera bien y dejamos secar el pegamento.

Paso siguiente vamos a realizar la decoración de nuestro alfiletero, acá la imaginación y el buen gusto es a libre albedrío, podemos colocar cintas en el borde externo superior de la taza, pegarle botones, piedras, o cintas autoadhesivas.

Simple, sencillo, y en pocos minutos tienes una excelente manualidad que te permitirá tener todas las agujas y alfileres siempre a mano.