Sorprendentes usos de las esponjas de cocina

esponjas de cocina

Las mujeres le buscamos solución a todo, y al momento de ocuparnos del hogar, siempre estamos pensando como reemplazar algunos artículos para cuidar mejor nuestra economía. Te contamos hoy algunos usos que puedes darle a las esponjas de cocina que jamás imaginaste y que pueden ayudarte a salir del paso, en tiempos donde cuidar la econimía resulta imprescindible.

Las esponjas de cocina y sus múltiples usos

Las esponjas de cocina, son bastante económicas, y resultan muy prácticas para lavar nuestros platos y ollas, pero también pueden ser muy útiles para cumplir otras funciones en el hogar, si estamos buscando ahorrarnos unos pesos extras.

  • Jardinería: Aquellas personas que aman sus plantas de interior, saben que hay en el mercado productos específicos para darles brillos a las hojas y mantenerlas saludables. Algunos de ellos son costosos. Una esponja de cocina, limpia, y simplemente humedecida con agua, es ideal para darles ese toque especial que necesitan nuestras plantas, mientras al mismo tiempo se mantienen hidratadas.
  • Baño: Nada mas molesto que encontrar la pastilla de jabón casi derretida por la humedad y pegoteada en nuestro baño. Podemos recurrir a una esponja de cocina, para colocar en nuestra jabonera, y que la misma absorba toda la humedad del jabón luego de utilizarlo. Es un truco sencillo, que nos ahorrará tiempo al momento de la limpieza y súper económico.
  • Heladera: El gabinete de las frutas y verduras, casi siempre se encuentra con humedad. Esto es porque las mismas a medida que pasan los días van deshidratándose. Colocar una esponja nueva y limpia, nos permitirá mantener nuestras verdurduras y frutas frescas y crujientes por mas tiempo. Solo tenemos que estrujar la esponja cada dos o tres días y retirarle la humedad que absorbió y volver a colocarla.
  • Belleza: Al momento de realizarnos una belleza de pies casera, pintar las uñas de los pies, puede resultar para muchas un poco complicado. Las esponjas de cocina, también pueden darnos una mano. Solo recorta unos trozos rectangulares, no muy grandes de tu esponja de cocina, y luego la utilizas para separar los dedos de los pies. Luego realiza el esmaltado de tus uñas, sin inconvenientes.
  • Golpes y contusiones: Las bolsas de hielo son una solución para esos momentos en que nos hemos golpeado o lastimado, las podemos reemplazar embebiendo una esponja de cocina con agua y llevándola al freezer o congelador envuelta en una bolsa de cocina hermética. Además de económica, será de gran ayuda en esos momentos que necesitamos aplicarnos frío en un golpe.