Sellos de corcho para impresiones

sellos de corcho

Los sellos de corcho nos puede ayudar a realizar diversas impresiones, ya sea para decorar papeles, estampar sobre telas, cintas, y muchas otras manualidades. Hoy te enseñamos como hacer sellos con corchos de botellas que seguramente tenemos guardados. Son muy fáciles, y hasta los podemos aprovechar para jugar y realizar proyectos con los más pequeños.

Sellos de corcho para impresiones, materiales

Vamos a necesitar los siguientes materiales para ésta manualidad:

  • Corchos de botellas de diferentes tamaños
  • Cúter o cortante filoso
  • Diseños pequeños ( flores, letras, estrellas, etc)
  • Pinturas acrílicas, para tela, etc.

Sellos de corcho para impresiones, paso a paso

Para hacer estos sellos de corcho necesitamos un poco de habilidad a la hora de cortar nuestros diseños, pero son muy fáciles.

Comenzaremos eligiendo los diseños de sello que queremos confeccionar, podemos hacer un abecedario de letras, ( si tenemos suficientes corchos), realizar estrellas, flores, o diversas figuras geométricas.

Calcamos los diseños y transferimos sobre la base de corcho, que luego deberemos calar.

El paso de calado requiere de cierta habilidad, por lo que te recomendamos empezar haciendo diseños simples. En el caso de que no puedas cortar los diseños por el motivo que fuere, puedes trozar un corcho de un grosor que luego te permita cortar el diseño ( con el cúter o una tijera), y una vez cortado, adherirlo con pegamento de contacto a la base misma para obtener el sello.

Es así de fácil y simple. Cuando tenemos calado o recordato el diseño, ya tememos practicamente hecho nuestro sello de corcho.

Para utilizarlo, solo alcanza apoyarlo sobre la pintura elegida y comenzar a estampar e imprimir los mas variados diseños.

Puedes estampar sobre tela, o cintas, utilizando pintura para éste tipo de superficies, utilizar pintura acrílica para imprimer sobre diversas superficies que van desde papel, madera e inclusive para decorar una pared de un cuarto infantil. El límite está en tu imaginación.

Es una bonita manualidad que puede servirnos para jugar con los más pequeños de la casa, en días de lluvia.