Recicla tu vieja persiana americana en una cortina romana sin costuras

cortina romana sin costuras

Te enseñamos a reciclar tu vieja persiana americana y transformarla en una cortina romana sin costuras, ideal para lucir ambientes con lo que marcan las tendencias de decoración. Con ella, podrás transformar cualquier ambiente de tu casa y darle ese toque personal que tanto nos gusta a las mujeres.

Cortina romana sin costuras, materiales

Vamos a necesitar los siguientes materiales para realizar nuestra cortina romana sin costuras:

  • Tela a elección
  • Adhesivo para tela
  • Cinta métrica
  • Tijeras
  • Plancha ( opcional )
  • Persiana americana o de lamas

Cortina romana sin costuras, paso a paso

Una vez que hemos elegido la tela con la que vamos a realizar nuestra cortina romana sin costuras, lo primero que debemos tener presente son las medidas de nuestra ventana. Si bien las cortinas romanas lucen muy bellas una vez terminadas y colocadas, el secreto del éxito, es justamente tomar las medidas de la ventana de forma correcta.

Lo primero que vamos a hacer es tomar las medidas de nuestra ventana y luego al transferir las mismas sobre la tela añadir 5 centímetros en cada dirección, para luego poder realizar los dobladillos de forma correcta y prolija.

Necesitaremos una mesa de trabajo amplia, en el caso de no tenerla podemos realizar esta manualidad en el piso. Colocaremos la tela extendida sobre la superficie de trabajo, y luego doblaremos 2,5 centímetros a cada contorno. Con ayuda de la planca caliente pasaremos por encima de estos dobladillos para que luego nos facilite el paso de pegado.

Hecho esto, colocaremos el adhesivo para tela sobre los dobladillos, y volveremos a doblar 2,5 centímetros. Reservamos.

Por otro lado vamos a tomar nuestra persiana americana, la extendemos sobre la superficie de trabajo y cortamos los cordones que sujetan las lamas. Solo debemos dejar el cordón mas grueso que pasa por entre las mismas, ya que lo utilizaremos para realizar nuestra cortina romana sin costuras.

Paso siguiente quitamos los topes inferiores de los cordones y retiramos una a una las lamas que forman la persiana america.

Vamos a utilizar el mecanismo superior y algunas lamas para realizar nuestra manualidad. Seleccionamos, las que estén en mejor estado.

Cuando ya tenemos nuestra persiana americana desmontada, vamos a tomar el mecanismo superior y colocar sobre el dobladillo de la cortina romana que vamos a confeccionar.

Distribuimos las lamas seleccionadas cada 20 o 25 centímetros sobre la tela extendida de nuestra cortina romana, y pasamos el cordón grueso a través de los orificios de las lamas.

Una vez que tengamos todo el sistema y las lamas ordenadas sobre el paño de nuestra cortina romana, procederemos a pegarlos en la tela. Este paso es muy facil, damos vuelta cada lama, impregnamos con adhesivo para tela y pegamos cuidadosamente poniendo atención en la zona del cordón para que el mismo no quede adherido y luego podamos deslizarlo sin inconvenientes.

Debemos realizar estos pasos hasta terminar toda la extensión de nuestra cortina romana. Una vez que llegamos a la zona inferior, colocaremos la barra inferior de la persiana americana, y concluiremos pasando el cordón al cual le realizaremos un nudo para el remate.

Nota: Principalmente es muy importante tomar las medidas de la ventana, y agregar los centímetros necesarios para los dobladillos, al adquirir la tela. El proceso de secado del adhesivo para telas debe respetarse según las indicaciones del fabricante del mismo, antes de mover la cortina romana, ya que si el mismo no ha secado correctamente, se puede dañar todo el trabajo realizado.