Realiza pintura acrílica a base de pigmentos al agua

acrilicos

La pintura acrílica es una de las más utilizadas en manualidades, ya sea en trabajos puntuales de pintura, o en otros proyectos, siempre recurrimos a ellos, para crear efectos, pintar bases y realizar los más variados proyectos que requieren color.
Los pigmentos en polvo, son el producto básico encargado de dar color a cualquier tipo de pintura, por lo que hoy te enseñamos a realizar tus propias pinturas acrílicas a base de pigmentos al agua, para tenerlas siempre a mano.

Realiza pintura acrílica a base de pigmentos al agua, materiales

Vamos a necesitar los siguientes materiales:

  • Pigmentos al agua en polvo
  • Espátulas de acero flexibles
  • Base de vidrio para preparar la pintura
  • Aglutinantes ( latex, emulsión de polímero, gel medium)

Todos éstos materiales se consiguen en librerías artísticas, o casas de materiales para bellas artes.

Realiza pintura acrílica a base de pigmentos al agua, paso a paso

Realizar tu propia pintura acrílica, puede parecer algo un poco complicado, pero con paciencia y buena predisposición, los podremos realizar.

Debemos recordar, que muchos pigmentos suelen presentar dificultades al momentos de disolverlos o mezclarlos en agua, pero vale la pena intentarlo porque los resultados son realmente sorprendentes y muy útiles. De ellos dependerá el poder cubritivo y el acabado final de nuestras pinturas acrílicas.

Para comenzar vamos a colocar una porción de pingmento al agua en polvo del color elegido, sobre nuestra base de vidrio, al cual deberemos agregarle poco a poco el agua, para disolverlo. Como ya dijimos a veces cuesta un poco disolverlos, por una cuestión de densidades de materiales, para ello con un gotero, podremos agregar apenas una o dos gotas de alcohol, hasta logara una pasta homogenea y bien integrada entre ambos materiales. Luego volveremos a agregar agua, ya que el alcohol se evapora con facilidad y secará nuevamente el pigmento.
Con ayuda de la espátula flexible de acero, poco a poco iremos pisando y moliento los pigmentos hasta que se integren completamente formando una especie de pintura pastosa.

Cuando tenemos el pigmento completamente diluído en agua ( que ya no se ven partículas del mismo, sino más bien una especie de pintura espesa) vamos a agregar el medio aglutinante. Este paso es sumamente sencillo, asi que lo haremos sin mayores dificultades hasta integrar completamente, para obtener nuestra pintura acrílica.

Para conservar nuestra pintura acrílica, debemos guardar el producto obtenido en un frasco hermético con tapa, que nos permita utilizarla cada vez que la necesitemos.

Con ésta técnica, puedes crear colores primarios, o bien mezclar pigmentos para obtener colores exclusivos.