Práctico sillón con almohadones

En Utilísima te enseñamos a realizar este hermoso sillón hecho con almohadones. Una forma práctica, y muy decorativa, para presentar un sillón individual, que puede servir para múltiples usos, sobre todo para decorar en alguna habitación, infantil, dependiendo de los motivos del género que utilicemos para realizarlo.

Práctico sillón con almohadones, materiales

Vamos a necesitar los siguientes materiales:

  • 12 Almohadones de 40×40 centímetros
  • 4 Almohadones de 70×25 centímetros
  • 1 Almohadón de 40×22 centímetros
  • Tela estampada 6 metros
  • Tela marrón 2.50 metros
  • 22 Ojalillos a presión

Práctico sillón con almohadones, procedimiento

Vamos a comenzar realizando las fundas de los almohadones, para ello realizar un cuadrado de tela estampada de 85centímetros de lado. Para la parte posterior de la funda vamos a tomar la tela estampada, y cortar una tira de 50×85 centímetros para el centro y en la misma tela cortaremos dos tiras de 30×85 centímetros.

Tomamos la tira de 50×85 centímetros y le realizamos un dobladillo en ambos extremos, todo a lo largo, luego realizamos el mismo procedimiento con las tiras restantes de 30x 85 centímetros.

Tomar un cuadrado de tela de 85×85 centímetros enfrentando los derechos de las telas, agregar en el centro el rectángulo de 50 centímetros y en ambos extremos las dos tiras de 30 centímetros, coser cuidadosamente muy bien los contornos y luego dar vuelta la funda.

Por el derecho y con una costura recta, realizar las cuatro divisiones donde se ubicarán los almohadones de 40x 40 centímetros. Por último colocar en el interior de la funda los almohadones.

Para poder realizar nuestro sillón, necesitamos hacer dos módulos más de 4 almohadones, uno en tela estampada, y el otro en tela lisa, en éste caso marrón, pero podemos elegir cualquier color que sea de nuestro agrado. Luego deberemos realizar los almohadones individuales con los que vamos a formar el respaldo y los apoya brazos.

Una vez que tenemos todos los almohadones realizados vamos a unirlos entre sí, mediante los broches de presión.