Porque debemos podar nuestras plantas

 

podar las plantas

Seguramente muchas veces te has preguntado porque se deben podar las plantas, y la respuesta va mucho más allá del control de su crecimiento o reproducción. Los beneficios de podar tus plantas, sobre todo si recién te estás familiarizando con la jardinería son muchos y hoy queremos contarte alguno de ellos. Toma nota.

En que consiste la poda de las plantas

Podar las plantas no es más que retirar tallos o ramas, que han crecido de fomra desproporcional, estan enfermos, dañados, muertos o infestados con cualquier tipo de plagas. Puede que sea una tarea que a muchos les cueste realizar, sobre todo si hablamos de ejemplares muy grandes, pero realmente resulta beneficiosa para la planta ya que es como una especie de renovación, y favorece y estimula completamente su crecimiento.

Beneficios de realizar una poda en nuestras plantas

Como ya dijimos los beneficios son muchos:

  • Estimula la ramificación correcta
  • Permite una mejor producción de flores y frutos
  • Le da la posibilidad a la planta que absorba nutrientes completamente y se beneficie con los rayos del sol y el aire
  • Permite que la planta adopte una forma atractiva

Cuando podar una planta

No todas las plantas se podan en la misma época, pero generalmente la llegada del otoño, es un buen momento para podar árboles, sobre todo los árboles frutales que permanecen inactivos en esta época del año y florecen y se potencian con la llegada de la primavera.

Por otro lado las plantas de exterior e interior que florecen durante la primavera, deben ser podadas, luego de su floración, generalmente al finalizar ésta estación o al comienzo del verano, esto la beneficiará mucho por absorber luz solar durante el verano y la pondrá vigorosa y resplandeciente.

Otro motivo para realizar una poda indistintamente de la época del año, es cuando una planta se encuentra enferma, fue atacada por alguna plaga y se esta deteriorando. Es mejor prevenir que curar. Debemos retirar hojas, tallos y ramas enfermas, y evitar hacer esta actividad cuando el frío o el calor sea extremo.

Si te gusta cuidar el jardín y tus plantas, realizar la poda anual, será algo que poco a poco se va incorporando a nuestras rutinas. Las plantas luego de una poda, reverdecen, se ponen vigorosas y tan hermosas como siempre quisiste. Además es una actividad bastante placentera. No dejes de ponerla en práctica.