Pintura, aprende a usar acrílicos paso a paso

pintura con acrilicos

En pintura, los acrílicos, suelen ser el caballito de batalla, sobre todo para aquellas personas que se están inciando, o son principiantes, ya que son un material fácil de trabajar. Son económicos, y se pueden aplicar a una gran variedad de técnicas de pintura con resultados verdaderamente sorprendentes.

¿Qué son las pinturas acrílicas?

La pintura acrílica está compuesta por pigmentos de colores, mezclados con polímeros acrílicos derivados del latex, que la convierte en un medio líquido de acabado plástico. Estos elementos que se utilizan para su formulación, la transforman en una pintura sencilla, de secado rápido, muy cubritiva, y duradera para realizar los más variados proyectos de manualidades y pinturas.

Pintura, aprende a usar acrílicos, materiales

Vamos a necesitar los siguientes materiales para comenzar a pintar con acrílicos:

  • Pinturas acrílicas ( colores a elección)
  • Paleta mezcladora
  • Pinceles
  • Agua
  • Base para pintar ( papel para acrílico, lienzo, etc)

Pintura, aprende a usar acrílicos, paso a paso

Por su composición, la pintura acrílica nos permite pintar, desde papel, madera, vidrio, tela y muchos otros materiales, de allí que lo mencionamos como un caballito de batalla, ya que son muy fáciles de utilizar, y tienen un poder cubritivo excepcional, además de un rapido secado que acelera significativamente los tiempos para concluir un proyecto.

Para comenzar vamos a tomar una porción de pintura acrílica y colocarla sobre nuestra paleta mezcladora.

El acrílico, se puede trabajar muy bien, ya que acepta mezclas con todos los colores, apliando así, la gama de paleta que necesitamos para trabajar. Si adquirimos colores básicos, facilmente con ellos mezclándolos, obtendremos todos los colores que necesitemos.

La pintura acrílica se puede trabajar directamente como viene en su presentación, o diluirla con un poco de agua. Para ello alcanzará con humedecer nuestro pincel e ir estirándola a medida que la necesitemos, para aplicarla o bien, aplicar directamente sobre la superficie, con pinceladas puntuales, y utilizar un pincel limpio (humedecido en agua) para obtener diferentes efectos.

La ventaja de los acrílicos es que no debemos realizar un boceto previo, podemos trabajar directamente sobre el lienzo, o cualquier superficie elegida, y luego estirar la pintura con agua.

Para aquellos que manejan algunas técnicas de pintura, se puede aplicar un Medium, el cuál cumple la función del agua, pero nos ayudará a mantener todas las propiedades de éste tipo de pinturas.

Para combinar o mezclar colores, podemos o bien limpiar el pincel con agua, utilizar otro pincel, o simplemente utilizar el mismo del color anterior, e ir fundiendo ambas pinturas, hasta obtener el color deseado.

Otra de las ventajas de la pintura acrílica, es que acepta varias capas, esto nos permite realizar correcciones una vez que la pintura está seca. También nos permitirá hacer veladuras, esfumados, luces, sombras, bordes, etc.

La pintura acrílica no necesita una capa final, ni fijadores extras. Es muy duradera y resistente, aunque podemos aplicar una mano de barniz al agua para protegerla y mejorar su durabilidad con el paso del tiempo.

Nota: Compra mayor cantidad de acrílicos de colores básicos, blanco, negro, y colores primarios, que son los que más se van a utilizar.
Se pueden trabajar con cualquier tipo de pinceles.  Es importante tener variedad para hacer diferentes tipos de técnicas y pinceladas, y por nada del mundo te olvides de limpiar tus pinceles, luego de utilizarlos o mantenerlos húmedos mientres realices un trabajo, ya que la pintura acrílica suele secar bastante rápido y los puede estropear.