Pintura, aprende a pintar con pistola superficies difíciles

La pistola para pintar, entre las muchas herramientas que nos ofrece el mercado, es excelente al momento de tener que darle color a una pieza difícil con pincel o rodillo, sobre todo en el caso de mulduras, o superficies con relieve, dónde cubrir a la perfección determinada zona puede resultar algo complejo.

Como utilizar la pistola para pintar

Aprender a utilizar la pistola para pintar, no es algo difícil, solo requiere de un poco de técnica, ya que definitivamente al momento de darle color a las más variadas superficies, puede convertirse en una gran aliada. Una de sus ventajas es que nos ayuda a realizar los trabajos con un acabado perfecto y en menor tiempo, ademas de permitirnos no desperdiciar pintura.

Antes que nada debemos saber que existen dos tipos de pistolas de pintura para realizar éste tipo de trabajos, aunque ambas funcionan de la misma manera rociando una capa sutil para cubrir con pintura cualquier superficie. Las hay eléctricas y de aire comprimido. Sea cual sea la que elijas, acá te dejamos algunos consejos para que aprendas a usarlas.

Consejos para utilizar la pistola para pintar

Igual que en cualquier otro caso que vamos a pintar una superficie, lo primero que debemos hacer es cubrir y proteger la zona donde vamos a trabajar para evitar pintar aquello que no deseamos, ya que la pintura pulverizada cuesta retirarla un poco más que cuando utilizamos un pincel o un rodillo.
Luego deberemos tener en cuenta que la pieza a pintar, deberá estar completamente limpia, libre de polvo, humedad y suciedad.

Elige un espacio bien aireado y ventilado o prefiere realizar éste tipo de tareas en el exterior, evitando dias de viento, o realizar la tarea directamente al sol.

Antes de comenzar a utilizar la pistola para pintura, es importante leer cuidadosamente las instrucciones del fabricante, sobre todo para conocer la densidad de pintura a utilizar y saber como controlar las boquillas para que no se tapen, estén limpias y así poder aprovechar al máximo las bondades de dicha herramienta para pintar.

Por regla general cuando vamos a utilizar una pistola para pintar, se recomienda utilizarla a unos 25 centímetros de la superficie a cubrir. Es sumamente importante sostener la herramienta con firmeza, fijar bien la dirección, y comenzar a rociar la pintura en forma vertical al principio y luego realizar una segunda pasada de forma horizontal.

Un truco para evitar que la pintura se chorre, cuando utilizamos la pistola para pintar, es no superponer capas de pintura. Se debe realizar una pazada vertical, luego horizontal, y dejar secar en caso de ser necesario reforzar la pintura.

Una vez que terminamos de pintar, es muy importante lavar cuidadosamente cada una de las partes de la pistola para pintar. Esto se realiza utilizando el solvente indicado para el tipo de pintura que hayamos elegido para cubrir nuestro trabajo.