Papas rellenas con pollo y champiñones

papas rellenas

Las papas rellenas con pollo y champiñones, son un plato verdaderamente exquisito, que seguramente sorprenderá a toda tu familia. En Utimujer, te enseñamos como prepararlos, para variar los platos tradicionales de la comida diaria.

Papas rellenas con pollo y champiñones, ingredientes

Vamos a necesitar los siguientes ingredientes para éstas papas rellenas:

– 6 papas medianas
– 3 filetes de pechuga de pollo
– 6 champiñones
– 1 cebolla pequeña
– 35 gramos de manteca
– 100 mililitros de crema de leche
– 100 gramos de queso rallado
– Aceite
– Sal y Pimienta, a gusto

Papas rellenas con pollo y champiñones, preparación

Comenzaremos hirviendo las papas en abundante agua con una pizca de sal, durante 25 a 30 minutos. Escurrir y dejar enfriar.

Salpimentar las pechucas de pollo y cortarlas en cubos de tamaño mediano.

Pelar y picar bien pequeña la cebolla.

Lavar y cortar los champiñones en cubos pequeños. Reservar.

En una sartén profunda, agregamos una cucharada de aceite, y cuando el mismo este caliente agregamos la cebolla y salteamos por 10 minutos hasta que se torne transparente. Incorporamos luego las pechucas de pollo cortadas, y cocinar nuevamente 10 minutos.

Por otro lado y en otra sertén colocar la manteca, y saltear los champiñones 5 minutos. Agregar a la sartén donde tenemos el pollo. Reservar ésta preparación fuera del fuego.

Cuando las papas estén frías cortar por la mitad, y vaciar los centros con la ayuda de una cuchara.

Con los centros de las papas hacer un puré sencillo y agregar a la preparación de pollo y champiñones. Mezclar bien. Agregar luego la crema de leche y la manteca. Llevar a fuego bajo y mezclar hasta obtener un relleno bien homogéneo. Rectifcar sal y pimienta de ser necesario.

Rellenar las papas con la mezcla anterior y colocar en placa de horno, espolvoreadas con queso rallado. Gratinar 5 a 10 minutos hasta que el queso este dorado.

Las papas rellenas con pollo y champiñones, son realmente deliciosas y es un plato ideal para servirle a los más pequeños de la casa, por su valor nutritivo.