Navidad, praliné de maní

praline de mani

Te enseñamos a preparar la exquisita receta de praliné de maní. Ideal para compartir en la mesa dulce de éstas próximas fiestas, y muy útil para realizar otras recetas, acompañar helados, tortas y postres muy variados. Es súper fácil, económico y necesitamos pocos ingredientes.

Praliné de Maní, ingredientes

Vamos a necesitar los siguientes ingredientes:

  • Maní crudo (es importante que lo compres crudo, para que se adhiera perfectamente el azúcar)
  • Azúcar
  • Agua
  • Vaso, taza, o recipiente para medir cantidades
  • wok, o sartén profunda
  • Cuchara de madera

Praliné de Mani, preparación

Como vemos en el paso anterior, solamente necesitamos tres ingredientes básicos para preparar el praliné de maní. No colocamos las cantidades, porque vamos a guiarnos por una medida.

Lo importante acá es que utilicemos mismas cantidades de agua, maní y azúcar. Por eso vamos a tomar una taza, o algún recipiente y allí mediremos los tres ingredientes.

Calentamos el wok o la sartén, y una vez que tenga temperatura, cuidadosamente colocaremos el azúcar, junto con el agua, y luego el maní.

Al igual que cuando preparamos dulces, con ayuda de una cuchara de madera, vamos a ir revolviendo los ingredientes, hasta que el agua se consuma completamente.

Vamos a notar que al evaporarse toda el agua, el azúcar nuevamente se cristaliza y se torna blanca envolviendo el maní. Acá en este paso es dónde debemos prestar mucha atención. Cuando el azúcar comience a cristalizarse y se ponga blanca, retiramos la preparación del fuego y seguimos revolviendo hasta que el maní quede completamente desgranado pero cubierto de esta capa blanca.

Luego, llevamos nuevamente a fuego muy bajo, sin dejar de revolver, hasta que esos cristales de azúcar blanco se tornen dorados. Retiramos del fuego y continuamos revolviendo la preparación unos minutos más. Dejar enfriar.

Nota: El praliné de maní se puede servir en pequeñas fuentecitas para presentar en la mesa dulce; se puede conservar dentro de bolsitas de papel celofán o frascos de vidrio herméticos para realizar y acompañar helados, tortas y postres.

Tambien podemos reemplazar el maní por nueces, almendras, castañas, etc.