Manualidades, técnica de Cartapesta

cartapesta

La técnica de cartapesta, es muy conocida y utilizada por los artesanos, ya sea para endurecer materiales, para unirlos, y para realizar los más variados proyectos. La misma consiste en utilizar trozos de papel irregulares, pegados entre si de forma improlija con cola vinílica, la cual al secar adquiere una resistencia de cartón piedra, que puede resultarnos muy útil. Toma nota y aprende a realizar la técnica de cartapesta paso a paso.

Con que materiales podemos realizar cartapesta

Basicamente podemos realizar cartapesta con pegamento como cola vinílica, pegamento para empapelar o engrudo (siempre pegamentos al agua)  y diferentes tipos de papel, como periódico, papel madera, papel higiénico, e inclusive tela. Dependiendo de nuestras elecciones, obtendremos resultados más resistentes y duros.

Técnica de cartapesta paso a paso

Lo primero que debemos hacer luego de elegir el papel y el pegamento, es recortar en tiras el papel. Para ello recomendamos no utilizar tijeras, es importante que el papel sea cortado a mano, ya que sus bordes irregulares permiten obtener una mejor adherencia y resistencia en el trabajo terminado.

Luego con el papel recortado, la ayuda de un pincel y el pegamento elegido, vamos a ir pincelando la superficie a cubrir con el pegamento y adhiriendo de forma desprolija los recortes de papel, es importante encimar unos con otros, este paso no es algo que deba realizarse de forma prolija, sino más bien sobreponiendo papel y pegamento hasta cubrir toda la pieza de forma irregular. Allí estará el secreto de que nuestro trabajo quede completamente duro y resistente.

Debemos colocar entre 3 a 4 capas de papel y pegamento para conseguir una buena resistencia en la cartapesta y dejar secar. El secado de la pieza puede demorar entre 12 a 24 horas, a veces un poco más dependiendo de su tamaño y cantidad de capas aplicadas.

Una vez que tenemos nuestra pieza cubierta de cartapesta, y la misma está seca, podemos aplicar otro tipo de técnicas, como papel mache, enduído plástico, gesso, etc. ésto será a elección, o bien podemos dejar la pieza solo con la cartapesta y proseguir con el paso de pintura.

La cartapesta, se puede pintar fácilmente con  acrílicos, lo importante es tener presente el tiempo de secado. Una vez que nuestra pieza está pintada, la podemos proteger con una mano de laca o barniz al agua, para darle el toque final.