Lámparas recicladas con latas de gaseosa

En tu casa se consumen gaseosas o refrescos en lata, en Utimujer, te enseñamos a reciclarlas y confeccionar estas hermosas lámparas, que pueden servir para decorar un patio, y darle un toque muy personal y divertido.

Lámparas recicladas con latas de gaseosa

Lámparas recicladas con latas de gaseosa, materiales

Vamos a necesitar los siguientes materiales:

  • Latas de gaseosa de aluminio.
  • Alambre.
  • Corta alambres y alicates pequeños.
  • Destornillador.
  • Punzón.
  • Rotulador negro.
  • Paño de cocina.
  • Cuenco.
  • Velas de té.
  • Cúter.

Lámparas recicladas con latas de gaseosa, procedimiento

Para poder hacer estas lámparas, lo primero que vamos a hacer es llenar las latas de gaseosa, una vez vacías, nuevamente con agua hasta arriba, y dejar que se congelen. Esto nos permitirá realizar el trabajo, sin que las mismas se rompan, y las podremos cortar, darles forma, etc.

Luego vamos a colocar la lata congelada sobre un repasador o paño de cocina, doblando mientras trabajamos. En el caso que la anilla superior se deprenda, haremos dos agujeros en los laterales de la lata en la parte superior.

Utiliza el rotulador negro para marcar 12 puntos alrededor de la lata, 2 cm desde el borde superior. Dibujas otro conjunto de 12 puntos en la parte inferior, también a 2 cm del borde inferior.

Marca ligeramente una línea de corte para unir un punto superior a otro punto de la parte inferior que esté a la derecha del que esté directamente debajo de él. Dibuja una leve curva en S. Sigue el mismo procedimiento con todos los puntos. Repasa las líneas trazadas con el cúter. Ten cuidado de mantener la lata firmemente con la mano izquierda.

Hecho esto dejaremos la lata en el interior de un recipiente para que el hielo se derrita completamente.

Cuando se derritió el hielo, presionamos cuidadosamente hacia abajo para abrir los cortes, y vamos dándole forma a nuestra lata, para que quede como en la imagen.

Cuando tenemos nuestra lata equilibrada vamos a girarla ligeramente con cuidado presionando suave hacia adentro.

Pasamos el alambre por los orificios que hicimos en la parte superior, para hacer el asa. En el caso que la anilla superior de la lata no se haya desprendido, podemos utilizarla para colgar nuestra lámpara.

Colocamos una velita adentro, y ya podemos empezar a disfrutarla. Quedan muy bonitas, para dar un toque sutil de luz en un patio, durante la época de verano. Y si utilizas velitas con aceite o aroma a citronella servirán también para ahuyentar insectos.