Laberitno de cartón para los más pequeños

En vacaciones a veces no sabemos con que entretener a los más pequeños, y esta manualidad puede resultar muy divertida, tanto para que la realicen con nuestra ayuda como para que luego jueguen y pasen un buen rato. Los materiales que necesitamos son económicos, sencillos y seguramente muchos de ellos están en casa, asi que manos a la obra.

Laberitno de cartón para los más pequeños, materiales

Vamos a necesitar los siguientes meteriales para éste proyecto:

 

  • Tapa de cartón de una caja de zapatos en desuso.
  • Papeles de diseños y colores.
  • Pegamento en barra.
  • Pegamento universal.
  • Sorbetes de colores.
  • Canicas (bolitas de vidrio)
  • Tijeras.
  • Regla.
  • Lápiz.
  • Cúter
  • Base para corte
  • Troqueladora de formas (opcional).

 

Laberitno de cartón para los más pequeños, paso a paso

Con pocos materiales que podemos reciclar vamos a realizar este proyecto para los más pequeños.

Para comenzar vamos a preparar la tapa de la caja de cartón de zapatos. La misma será la base de nuestro laberinto. Lo importante acá es que tengamos presente el tamaño para luego realizar el resto del proyecto.

Una vez que tenemos la caja elegida, procederemos a forrar su interior completamente. Para ello utilizaremos los papeles de colores con diferentes diseños. Vamos a medir cuidadosamente los lados y la base de la caja, y luego con un cúter o tijeras haremos los recortes sobre los papeles.

Paso siguiente pegamos los papeles hasta dejar la caja completamente forrada.

Luego formaremos con los sorbetes nuestro laberinto. Haremos un diseño a elección, y una vez que tengamos el diagrama del mismo, cortaremos los sorbetes y comenzaremos a pegarlos para formar el recorrido. Para pegarlos vamos a utlizar el pegamento universal, que es bastante resistente y seguro.

Te estarás preguntando para que son las troqueladoras, pués bien las vamos a utilizar para hacer formas especiales que tengan determinados puntajes, para que cuando la canica pase por la zona, tenga más emoción el juego.

Cortamos las formas elegidas sobre algún cartón fino, o cartulinas de colores y luego las adherimos a nuestro recorrido.

Como ves es una manualidad súper sencilla, que a los más pequeños, una vez terminada les puede resultar muy divertida. Una vez terminada, colocamos la canica, ¡ Y a jugar! a ver quien termina primero el recorrido de éste hermoso laberinto.