Jardinería, tips y consejos para cuidar las hortensias

hortensias

Las hortensias, son unas plantas que poseen una delicada y hermosa floración en ramilletes de colores azul, lavanda, blanco y rosado. Son excelentes para decorar nuestro jardín aportando color y belleza. Las hortensias son muy fáciles de cultivar, solo que para ello debemos conocer algunos tips, que pueden mejorar el crecimiento saludable de nuestras plantas.

Como cultivar y cuidar hortensias

Como ya dijimos antes, las hortensias son plantas muy fáciles de cultivar, pero al igual que el resto de las especies, necesitan cuidados puntuales para crecer y florecer de forma sana.

Suelo: El suelo que necesitan las hortencias es más bien ácido y rico en materia orgánica, debemos abonarlo en primavera/verano para que la planta crezca fuerte y nos regale esos hermosos ramilletes de flores tan decorativas. Necesita bastante humedad, por lo que se recomienda regar la planta día de por medio o cada dos días, siempre poniendo cuidado de no encharcar el suelo, ya que el exceso de agua puede pudrir las raíces. Necesita un suelo aireado y bien drenado.

Poda: Durante el invierno, siempre es recomendable podar nuestra hortensia, ya que esto permitirá que en la época de brote, la misma crezca con mucha mas fuerza. quitaremos tallos y hojas secas, dejando las yemas nacientes en la planta y manteniendo las condiciones de suelo húmedo y drenado. Es importante dado el tamaño que pueden adquirir estas plantas, utilizar varas tutoras para sostenerla.

Luz: Si bien es una planta que prefiere sitios luminosos, en épocas de calor deverás tener presente que no este expuesta a la luz solar por muchas horas, ya que se podría quemar la planta. Busca sitios de media sombra o pocas horas de sol, preferentemente por la mañana.

Reproducción:La reproducción de las hortensias se realiza mediante esquejes, colocando alguna hormona de enraizamiento para que crezca con facilidad en el suelo. Recordamos que el suelo debe ser humedo y bien drenado.

Una vez que las hortensias han florecido, podemos cortar sus flores y colocarlas en florero. Al igual que otras plantas este corte debe hacerse con una tijera o cuchillo bien afilado, para no dañar la planta. Se conservan muy bien en floreros, solo hay que colocar una cucharada de azúcar en el agua y procurar ubicarla lejos de las corrientes de aire o fuentes de calor. En época de verano, se recomienda rociar las flores con agua pulverizada, para mantenerlas frescas y que duren mucho más tiempo.