Jardinería, realiza tus propias macetas de cemento

macetas de cemento

Ya hemos dicho en otras oportunidades que el cemento, cada vez es más utilizado en diferentes adornos y objetos decorativos para nuestro hogar, por eso hoy te proponemos realizar éstas fantásticas jardineras o macetas de cemento, para darle ese toque especial que transmite éste material a tu jardín. Éstas macetas son muy fáciles y económicas de realizar, además de que podrás adpatarlas facilmente a tus espacioes exteriores, como a tu decoración interior. Toma nota.

Jardinería, realiza tus propias macetas de cemento, materiales

Vamos a necesitar los siguientes materiales para éste proyecto:

  • Una bolsa de cemento u hormigón de fraguado rápido
  • Moldes, botellas plásticas o recipientes descartables, vasos de plástico. etc
  • Agua
  • Un recipiente grande para preparar el cemento
  • Utensilios trabajar con el cemento

Jardinería, realiza tus propias macetas de cemento, procedimiento

Como puedes ver los moldes que utilizaremos están en casi todos los hogares, botellas  y vasos plásticos, recipientes descartables, o aquellos objetos que generalmente tiramos luego que se vacían. Las formas de tus macetas dependerán de los moldes que utilices.

Vamos a preparar el mortero o cemento, según las indicaciones del fabricante, a la mayoría, solo hay que agregarle la cantidad de agua indicada, y ya está listo para ser utilizado. Presta atención porque algunos son de fraguado rápido y otros llevarán más tiempo de secado antes que puedas utilizar tus macetas.

Una vez que tenemos el cemento listo y elegido nuestros moldes, vamos a colocar, dentro del molde elegido, una botella de plástico descartable, o algún otro envase más pequeño, que nos sirva para realizar la parte interior  hueca, que luego nos permitirá sembrar nuestras plantas.

Con los moldes ya armados, vertemos el cemento y dejamos fraguar el tiempo indicado, esto suele llevar de 48 a 72 horas, dependiendo de la temperatura y la humedad ambiente. Cuando el cemento esté fraguado podremos retirar el envase central y desmoldar nuestra maceta.

Hay que recordar que una vez seco el cemento, el mismo sigue fraguando en un paríodo de 1 a 4 semanas, por lo que antes de éste tiempo no es recomendable utilizarlo para cultivar. Esto también dependerá del tamaño de los moldes que utilicemos y la cantidad de cemento que hayamos empleado.

Por lo general en un tamaño mediano a pequeño con una semana de fraguado será suficiente, para que podamos utilizar éstas hermosas macetas de cemento y cultivar allí nuestras plantas.

Las macetas de cemento son ideales para plantar cactus y suculentas, que no necesitan demasiado riego ni cuidados exhaustivos.

Nota: Una vez que las macetas de cemento estén correctamente fraguadas con ayuda de una broca y un taladro, podrás realizar los orificios, para drenar el agua. Este paso deberás hacerlo con mucho cuidado y una mecha fina para no romper el trabajo.