Jardinería, aprende a cultivar lirios de agua

lirio de agua

Los lirios de agua o nanúfares son muy codiciados a la hora de darle vida a un jardín acuático. Si bien no requieren demasiados cuidados, hay que tener presentes algunos tips para que éstas hermosas plantas crezcan y florezcan saludablemente. Te enseñamos como cultivar lirios de agua.

Origen de los lirios de agua y sus características

Nanúfar, lirio de agua, ninfea, son los nombres conocidos de las plantas que cinetíficamente se denominan Nymphaea s.p.p, las cuales nunca pueden faltar en la planificación de un jardín acuátio, laguna o un estanque. Su origen es asiático y crecen naturalmente en aguas estancadas o tranquilas extendiendo por casi 5 o más metros sus raíces para anclarse, de allí que debemos adaptar muy bien nuestro jardín acuático o estanque para que luzcan perfectas.

Tips y consejos para cultivar lirios de agua

Como ya dijimos en estado natural necesitan de suficiente espacio para desplegar sus raíces, algo no muy fácil, si nuestro estanque o jardín acuático es pequeño por lo que deberemos tener en cuenta alguno de éstos tips y consejos a la hora de cultivar lirios de agua.

Antes de colocarlos en el estanque, vamos a desarrollar sus raíces colocando la planta en una cesta de 45 centímetros de produndidad aproximadamente, rellenaremos la cesta con sustrato arcilloso y luego la colocaremos en nuestro estánque sumergíendola en el agua, cubriendo la misma con una capa de grava para que se adhiera bien al lugar y se mantenga sumergida.

Luz: Los lirios de agua necesitan de 5 a 7 horas de luz  solar diarias, por lo que debemos elegir muy bien en el sitio donde la vamos a sembrar dentro del estanque. Es importante no colocarla cerca de alguna cascada o donde haya movimiento excesivo de agua, ya que es una planta que prefiere aguas tranquilas o estancadas.

Nivel de agua: Como es una planta acuática, debemos tener presente la profundidad de nuestro estanque si queremos disfrutar de la belleza de los lirios de agua. No todos tenemos estanques muy profundos, pero alcanza con saber que los ejemplares pequeños, necesitan una profundidad aproximada de 20 a 40 centímetros; los ejemplares medianos de 20 a 60 centímetros, y los más grandes teniendo presente la canasta y la extensión de sus raíces necesitaran aproximadamente 1,20 metros de profundidad para crecer de la forma adecuada.

Plagas e insectos: Igual que el resto de las plantas los lirios de agua no están excentos de plagas o insectos que los ataquen y terminen deteriorando el ejemplar. Generalmente suelen ser atacados por los pulgones del nanúfar que se adhieren a sus hojas por medio del riego pulverizado, o los escarabajos, que se alimentan de sus plantas. Para prevenir estos insecos manten siempre tu estanque o jardín acuático en buen estado, límpialo perriodicamente cada 30 días, y asegúrate en tu vivero de confianza cuales son los mejores fungicidas para eliminar éste tipo de plagas.