Jabones de miel para cuidar la piel

Numerosas son las propiedades de la miel, para cuidar no solo nuestro organismo, sino también nuestra piel, por eso en Utimujer, te enseñamos a preparar tus propios jabones, con este ingrediente. Notarás la diferencia apenas comiences a usarlo y te quedará un delicioso aroma luego del baño.

Jabones de miel para cuidar la piel

Jabones de miel para cuidar la piel, materiales

Vamos a necesitar los siguientes materiales para los jabones de miel:

  • Jabón de base de glicerina y coco opaco
  • Molde de plástico para jabones
  • Esencia para jabones de miel.
  • Colorante para jabones en barra naranja.
  • Un poco de cera virgen en perlas o un trozo de una plancha.
  • Miel (en cantidad necesaria)
  • Opcional: leche en polvo, almendras molidas, aceite de almendras o avena que son un exfoliantes naturales.

Jabones de miel para cuidar la piel, procedimiento

Para empezar a trabajar, vamos a colocar en un recipiente un poco de jabón base y rallar sobre él un poco de colorante naranja en barra. Llevamos estos ingredientes a baño María, y cuando estén fundidos agregaremos el resto de jabón necesario para el tamaño de los moldes elegidos.

Retiramos el jabón del fuego y revolvemos cuidadosamente para asegurarnos que todos los ingredientes se integren y quede bien derretido sin quemarse o pasarnos de la temperatura.

Una vez que la preparación está fluida, vamos a agregar la esencia de miel, una cucharada de miel de abejas y un trozo de cera virgen. Si vas a preparar un jabón exfoliante, en este momento deberás agregar dichos ingredientes.

Mezclar cuidadosamente, y luego verter la preparación en los moldes. Es importante que no muevas los moldes hasta que el jabón se enfríe y solidifique y una vez que esté bien duro, ya se puede desmoldar. Se recomienda esperar dos días antes de utilizarlo, y para conservarlos, puedes colocarlos en bolsas de papel celofán, o envolverlos con papel film. Estos jabones de miel, también son una excelente opción para regalar o hacer en cantidad y vender.