Dieta para prevenir la enfermedad de Alzheimer

dieta alzheimer

No es una novedad que los alimentos que ingerimos a diario, pueden ayudarnos a prevenir enfermedades. Una dieta rica en antioxidantes y alimentos saludables, puede colaborar para prevenir el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer, la cual afecta a nivel mundial a millones de personas mayores de 65 años.

Alimentos que colaboran con el funcionamiento correcto de nuestro cerebro

Según estudios realizados, una dieta a base de pescado, hojas verdes y bayas, podría disminuir significativamente el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer con el paso de los años. Hoy te contamos algunos de los alimentos que deberías incluír en tu plan alimentario diario para prevenir este tipo de enfermedad, y mantener saludable el funcionamiento del cerebro.

En ésta dieta no pueden faltar:

  • Abundantes Vegetales de hoja verde, al menos seis porciones a la semana
  • Hortalizas, una porción al día
  • Frutos secos, ( nueces, almendras, piñones, castañas, etc) cinco porciones pequeñas por semana
  • Bayas, ( moras, fresas, frambuesas, grosellas, etc) tres porciones a la semana
  • Legumbres, ( arvejas, porotos,etc.) al menos tres porciones a la semana
  • Cereales integrales, una porción pequeña al día;
  • Pescado, una porción pequeña tres veces por semama
  • Carne magra de aves ( pollo o pavo), dos veces a la semana
  • Aceite de oliva, para cocinar y condimentar las comidas.
  • Lácteos descremados, una porción pequeña al día
  • Abundante agua para acompañar las comidas

Alimentos que debes evitar o reducir en ésta dieta

Algunos alimentos definitivamente no pueden eliminarse completamente de la dieta, pero si puede reducirse la porción que se comsume al mínimo, pera evitar el desarrollo de enfermedades. En éste caso debemos reducir el consumo de:

  • Carnes rojas, una porción pequeña por semana
  • Manteca o grasas refinadas, menos de una cucharadita a diario
  • Quesos duros o ricos en materia grasa, una porción pequeña por semana
  • Dulces, pastas, dos porciones por semana ( las pastas acompañadas siempre de vegetales)

Nota: Elimina los alimentos fritos, la comida rápida, y todos aquellos alimentos industrializados ricos en grasas y azúcar ( salsas, empanados, etc.)