Decoración, como renovar una pared con tela

renovar una pared con tela

Estas aburrida de tus paredes y quieres renovarlas, hoy te contamos como hacerlo con cualquier género de tela, utilizando este material como si fuera papel decorativo para paredes. Es una manualidad muy fácil de realizar, y podrás hacer desde una guarda, hasta cubrir cumpletamente un muro para integrarlo al resto de la decoración que hayas elegido. Toma nota, y aprende a renovar una pared con tela.

Como renovar una pared con tela, materiales

Vamos a necesitar los siguientes materiales:

  • Género textil, (telas) a elección, cantidad necesaria
  • Espátula
  • Pegamento para empapelar o  cola vinílica
  • Brocha, pinceles

Como renovar una pared con tela, paso a paso

Antes de comenzar, vamos a aclarar que para calcular la cantidad de tela que necesitaremos, tendremos que tomar las medidas de la pared que vamos a decorar, así sabremos la cantidad. Un dato a tener en cuenta es si vamos a cubrir toda la pared, solo una parte, la mitad, haremos una guarda etc.

Por otro lado también debemos mencionar que siempre se trabaja mejor con géneros de telas nobles, de los que se utilizan para confeccionar sábanas o manteles. Son bastantes fuertes, resistentes, duraderos y económicos.

Toma bien las medidas de la pared, corta la tela del tamaño necesario, y recuerda que para una mejor adhesión, la pared debe estar limpia, sin restos del polvillo ni humedad.

Hecho el paso anterior, toma una brocha o pincel y cuidadosamente realiza una capa delgada con el pegamento  o cola vinílica sobre el muro que vas a decorar. Luego comienza a acomodar de forma prolija poco a poco la tela, en el sitio que has colocado el pegamento. Puedes valerte de una brocha, un rodillo, o la espátula para ir quitando las burbujas de aire y que la misma se adhiera de forma correcta.

Recuerda siempre que para empapelar o entelar como en éste caso un muro o pared, se debe trabajar desde arriba hacia abajo, y una vez que el trabajo esté seco, con ayuda de una tijera podremos cortar los excedentes y emprolijar nuestro proyecto.

Muchas telas suelen deshilarse mientras las vamos manipulando, en este caso, solo pincela un poco más los bordes con el adhesivo, para evitar éste inconveniente.

Una vez que la pared este completamente seca, puedes darle toques personales decorativos, como delimitar la zona en el caso que hayas cubierto solo parte de la pared, con varillas de madera, agregar molduras, etc.

Es un trabajo muy fácil, que además te permitirá integrar un muro al resto de la decoración, combinando el diseño, con los que llevan tus cortinas, almohadones, sábanas, etc. Se pueden realizar múltiples diseños, el límite como siempre decimos, está en tu imaginación.