Crema natural para el rostro

crema natural para el rostro

¿Se te terminó la crema facial que utilizas a diario? No hay porque preocuparse. Te proponemos realizar ésta crema natural para el rostro, con excelentes ingredientes caseros que de forma saludable y natural te permitirán cuidar la piel de la cara sin la necesidad de recurrir en gastos excesivos. Los nutrientes de éstos ingredientes son muy utilizados en cosmética, y con un poco de paciencia los puedes preparar en la comodidad de tu casa, para utilizar cuando sea necesario y mantener tu rostro hidratado, nutrido y sumamente jóven.

Crema natural para el rostro, ingredientes

Vamos a necesitar los siguientes ingredientes:

  • 1/2 taza de aceite de coco
  • 1 1/4 taza de manteca de cacao
  • 4 cucharadas de aceite de oliva

Crema natural para el rostro, preparación paso a paso

En una cacerola que nos permita llevar a baño maría, vamos a fundir la manteca de cacao junto con el aceite de coco, removemos cuidadosamente para que ambos ingredientes se vayan integrando, y cuando la manteca de cacao esté completamente derretida, procederemos a incorporar de a una las cuatro cucharadas de aceite de oliva, para que todos los ingredientes se combiene formando una mezcla homogénea.

Retiramos el recipiente del fuego y lo dejamos reposar hasta que alcance temperatura ambiente. Con cuidado que no se debe solidificar nuevamente.

Cuando todavía este la preparación media líquida y haya bajado la temperatura, procederemos a envasar en un frasco estéril y hermético. Dejamos que solidifique y se enfríe completamente.

Modo de uso

Antes de acostarse con el rostro completamente limpio, aplicar con la yema de los dedos y movimientos circulares una buena capa de ésta crema natural para el rostro, hasta que se aobsorba. En pocas aplicaciones notarás como la piel se vuelve más suave, tersa, y gracias a las propiedades bondadosas de estos ingredientes está bien hidratada y nutrida. Es ideal para combatir la aparición de las primeras arrugas, mejorar el aspecto de pieles secas, sobre todo cuando las temperaturas están muy bajas y la piel del rostro necesita de mayores cuidados.