Consejos para restaurar mármol

marmol

El mármol es una superficie de material natural que con el paso del tiempo suele acumular restos de suciedad, se vuelve porosa y poco a poco se va deteriorando. Te proponemos de una forma sencilla y muy útil restaurar cualquier pieza de mármol y devolverle su textura suave, brillosa y natural.

Consejos para restaurar mármol, materiales

Vamos a necesitar los siguientes materiales para restaurar una pieza de mármol:

  • Una solución (4 partes de agua por 1 de agua oxigenada)
  • Bicarbonato de sodio
  • Amoníaco
  • Sellador para mármol
  • Un paño de esponja y fibra verde
  • Una lijadora.
  • Lijas del 12o, 320 y 600.
  • Una rasqueta para limpiar la vitrocerámica
  • Pulverizador de agua
  • Film de cocina transparente

Consejos para restaurar mármol, procedimiento paso a paso

Restaurar una pieza de mármol puede parecernos algo difícil pero siguiendo estos pasos y con los materiales que proponemos más arriba, lo podremos realizar de forma simple y sencilla, en muy poco tiempo.

Para comenzar vamos a quitar cualquier tipo de restos de suciedar que pueda tener la pieza. Vamos a tomar la rasqueta y cuidadosamente con movimientos suaves sin aplicar fuerza, vamos a remover la suciedad de la superficie. Este paso debe realizarse con mucho cuidado para no rayar o dañar aún más la superficie de nuestra piedra de mármol.

Preparamos en un recipiente una solición con cuatro partes de agua por una de agua oxigenada, y luego realizaremos una limpieza sobre la pieza de mármol con la parte fibrosa de la esponja de cocina. Esto nos permitirá devolverle el color natural a la piedra, sobre todo si la misma es un mármol de tonalidad claro o blanco, y de paso eliminaremos restos de suciedad más profunda.

Dejamos secar de forma natural, y ya estamos listos para comenzar a pulir nuestra pieza de mármol.

Para pulir nuestra pieza de mármol y obtener excelentes resultados, vamos a valernos de una lijadora, aunque podemos hacerlo a mano lo cual nos llevará más tiempo, vamos a colocar en la máquina de lijar la lija más gruesa, y humedecer con un rociador con agua la pieza para no esparcir polvillo por todos lados. Lijamos, y luego repetimos la operación, con la lija intermedia y nuevamente con la lija más fina; de ésta manera poco a poco nuestra pieza irá recobrando la textura suave y lisa de su superficie.

Paso siguiente aplicaremos una pasta formada con 6 partes de agua oxigenada con una de amoníaco y una de bicarbonato de sodio. Debemos obtener una pasta bien consistente, la cual nos permita retirar cualquier tipo de mancha profunda que no haya salido con los pasos anteriores. Aplicamos ésta preparación y recubrimos con un film de cocina. Dejar actuar unas 3 horas aproximadamente.

Pasado éste tiempo retiramos el film de cocina y enjuagamos con abundante agua la pieza de mármol hasta que nos quede sin restos de la preparación anterior. Secar bien y aplicar sellador para mármol. La diferencia será realmente increíble y de forma simple recuperarás cualquier superficie de éste material tan bello y sofisticado.