Consejos para lavar correctamente las almohadas

almohadas blancas

¿Estás cansada del color amarillento de tus almohadas? Te damos algunos consejos para blanquearlas y lavarlas de forma correcta en tu lavarropas. Muchas veces con el paso del tiempo en las almohadas se va acumulando nuestro sudor, y el mismo hace que se tornen amarillentas, dando un aspecto sucio y desagradable. Enseguida cuando lo notamos recurrimos al lavarropas, pero no siempre conseguimos blanquearlas y el color amarillento no se vá. Toma nota de los ingredientes que vamos a utilizar y obtendrás excelentes resultados, obteniendo almnohadas blancas como cuando recién las compraste.

Consejos para lavar correctamente las almohadas, igrendientes

  • Agua caliente
  • 1 taza de jabón para lavarropas
  • 1 taza de detergente en polvo para lavavajillas
  • 1 taza de blanqueador
  • 1/2 taza de bórax

Consejos para lavar correctamente las almohadas, procedimiento

Para éste proceso debemos utilizar el programa de lavado con agua más caliente que tenga nuestro lavarropas. Si nuestro lavarropas es de carga vertical, vamos a realizar una mezcla con éstos ingredientes y agregar directamente al agua; en el caso de tener un lavarropas con carga horizontal, vamos a realizar la preparación y colocarla en el compartimento donde colocamos generalmente el jabón en polvo.

Retiramos las fundas de nuestras almohadas y las introducimos en el lavarropas poniendo atención de como las acomodamos para que durante el centrifugado no haya más peso en un lado del tambor del lavarropas.

Dejamos correr el programa de lavado hasta que termine.

Para secarlas y que nuestras almohadas no se apelmacen vamos a colocar dos pelotas de tenis en su interior ( si no tenemos pelotas de tenis, podremos utilizar dos ovillos de lana con el extremo final bien sujeto para que no se desarmen) esto ayudará a que se escurra correctamente el agua y que no se apelmace el material del interior de las amohadas.

Nota: Antes de introducir las almohadas en el lavarropas, recomendamos leer la etiqueta del fabricante. No todas las almohadas se pueden lavar en máquina debido al material con el que están confeccionadas.

En el caso de no poder lavar las almohadas en el lavarropas, recomendamos utilizar la preparación mencionada en un fuentón o cubeta con abundante agua caliente y dejarlas allí en remojo, para que la suciedad se vaya desprendiendo. Remover de tanto en tanto la preparación con un palo, y luego enjuagar con abundante agua. Dejar secar al sol.