Como reparar las juntas de tus paredes

juntas de ladrillos

Seguramente si tienes una casa con algunos años, las juntas de tus paredes de ladrillo se pueden agrietar o deteriorar  con facilidad.  Muchas veces las juntas de cemento se van rompiendo, sobre todo si es un muro que se encuentra a la interperie. Si bien este trabajo que hoy te proponemos mayormente lo suelen realizar los hombres, con un poco de paciencia y buena predisposición, lo puede realizar cualquiera. Mamos a la obra y a renovar esas paredes de ladrillos que están rotas.

Como reparar las juntas de tus paredes, materiales

Vamos a necesitar los siguientes materiales:

  • Cemento o mortero en seco
  • Paleta grande
  • Paleta estrecha para juntas
  • Amoladora
  • Maza y cortafierros
  • Un recipiente para preparar el cemento
  • Guantes
  • Cepillo de cerdas duras ( preferentemente de alambre)
  • Taco de madera.

Como reparar las juntas de tus paredes, procedimiento

paredes de ladrillo

Para comenzar con éste trabajo, lo primero que vamos a utilizar es la amoladora, la cuál nos será de gran ayuda para remover el cemento en las zonas que esta cuarteado, roto o desprendido.

Colocaremos cuidadosamente el disco en ángulo para ir rebajando las juntas deterioradas, en las juntas horizontales.

Las juntas verticales vamos a dejarlas en condiciones retirarndo el cemento deteriorado con ayuda del cortafierros y la masa.

Como vamos a emplear herramientas que pueden lastimarnos, es muy importante utilizar guantes en todo momento y realizar el desbastado de las juntas con mucho cuidado.

Una vez que tenemos todas las juntas deterioradas, ya desbastadas con ayuda de un cepillo de alambre o cerdas duras vamos a realizar un cepillado, para evitar que queden trozos o pedasos de juntas viejas.

Hecho esto precedemos a preparar el cemento, según las intrucciones del fabricante. A muchos solo alcanza con agregarles agua, para obtener una excelente mezcla de cemento.

Además de preparar el cemento, vamos a humedecer las juntas a reparar, de ésta manera obtendremos una mayor adhesión del cemento nuevo una vez que lo apliquemos.

Con ayuda de una paleta o cuchara de albañil, tomamos una porción de cemento, y con una paleta más pequeña o para realizar juntas vamos introduciendo la mezcla de cemento poco a poco en los lugares a reparar.

Vamos a realizar primero las juntas horizontales y luego las verticales. Es importante que nos tomemos nuestro tiempo, para realizar el trabajo correcto.

Con ayuda de un taco de madera, vamos a realizar el acabado de las juntas, sobre todo si son de esas que no queda al ras de los ladrillos, y debemos darles un pequeño espacio de profundidad.

Una vez secas las juntas de cemento nuevas, vamos a dar una mano de cepillo, para eliminar cualquier tipo de restos que puedan entorpecer la estética de nuestro trabajo.

Si bien éste  no es muy difícil de realizar, lleva su tiempo y debemos ser pacientes y planificarlo de forma correcta ya que es un trabajo de precisión, y debe quedarnos sumamente prolijo.