Como renovar una mesada de fórmica con pintura

mesada de formica pintada

Si tienes un tu cocina una aburrida mesada de fórmica hoy con ayuda de pintura y algunas técnicas, te enseñamos a renovarla completamente y darle un toque distinguido que vestirá completamente tu cocina. Es un trabajo que lleva algo de tiempo porque hay que realizar varios pasos dada la superficie a pintar, pero el resultado es realmente apreciable, y si estabas pensando en renovar la decoración de tu cocina, ésta puede ser una perfecta solución.

Como renovar una mesada de fórmica con pintura, materiales

Vamos a necesitar los siguientes materiales:

  • Spray de imprimación gris
  • Spray de pintura para plástico color cobre
  • Yeso
  • Llana
  • Plantilla para el estarcido
  • Cinta adhesiva
  • Pintura acrílica verde
  • Trapos viejos
  • Sellador de poliuretano

Como renovar una mesada de fórmica con pintura, paso a paso

Como vamos a realizar un trabajo de pintura, lo primero que haremos es proteger las zonas que no vamos a pintar con periódicos y manta de plástico, incluído el piso y el mueble bajo mesada, para no manchar ninguna de esas zonas. Lo único que debemos dejar sin proteger y a la vista será la mesada de cocina.

Limpiaremos muy bien la superifice de la mesada antes de comenzar con los pasos de pintura. Hecho ésto vamos a aplicar la imprimación gris de forma generosa sobre toda la superifice. La imprimación nos permitirá luego trabajar mucho mejor la pintura. Dejamos secar.

Preparamos el yeso en un recipiente y con ayuda de la cinta adhesiva vamos a colocar en los zócalos la plantilla para estarcido. Comenzaremos a realizar el relive por tramos con mucho cuidado sobre el zócalo. Recomendamos preparar pequeñas porciones de yeso, para que el mismo no se nos seque y nos quede un trabajo bien prolijo en todo el zócalo. Dejar secar para continuar el trabajo.

Una vez que tenemos seco el relive del zócalo, vamos a aplicar la pintura en spray de color cobre sobre la superficie de la mesada. Para obtener un color parejo sugerimos comenzar de un extremo hasta finalizar en el otro.

Con la pintura aún fresca de color cobre, dejamos caer gotas de pintura verde y la esparcimos con ayuda de un trapo esfumando. Esto nos permitirá darle un tono cobre envejecido al trabajo final. Dejamos secar.

Practicamente nuestra mesada de fórmica ésta completamente pintada, solo nos quedará darle dos manos de  sellador de poliuretano para protegerla del uso cotidiano. Acá tendremos que armarnos de paciencia ya que necesita por lo menos 48 horas para secar correctamente y que luego no se nos levante o arruine la pintura.

Con ésta técnica de pintura facilmente podremos renovar cualquier superifice de fórmica que tengamos en casa y renovar así nuestra decoración.