Como limpiar el filtro del extractor de la cocina

limpiar el filtro de cocina

Las personas que gustan del arte culinario, saben que la limpieza de la cocina es fundamental, y no se puede dejar librada al azar. La campana o extractor de humos, es uno de los objetos que más grasa suele acumular, sobre todo en la zona del filtro que está diseñado para retener las partículas más pequeñas de grasa que se evaporan durante las cocciones de los alimentos. Hoy te contamos un consejo ideal para limpiar el filtro del extractor de cocina, de forma fácil y sencilla, y ahorrar algunos pesos para evitar cambiarlo. Toma nota.

Como limpiar el filtro del extractor de la cocina, materiales

Vamos a necesitar los siguientes materiales para realizar una limpieza profunda de nuestro filtro:

  • Una olla de gran tamaño, es importante que entre correctamente el filtro en la misma
  • Agua
  • 1/2 taza de bicarbonato de sodio

Como limpiar el filtro del extractor de la cocina, paso a paso

Vamos a tomar nuestra olla, y poner a hervir suficiente agua hasta que alcance hervor. Una vez que el agua esté hirviendo agregaremos poco a poco el bicarbonato de sodio. (Se debe agregar de a poco dado que produce efervescencia)

Hecho ésto, vamos acolocar nuestro filtro sumergiéndolo por completo en la preparación. Al instante veremos como se forman pequeños círculos de grasa, y como la misma se desprende.

En el caso puntual que nuestro filtro esté muy engrasado, seguramente el agua con bicarbonato se ensucie rápido, por lo que deberemos repetir la operación. Se recomienda en estos casos tener agua hirviendo preparada para agregarle nuevamente el bicarbonato de sodio, y volver a colocar el filtro para terminar con su limpieza.

Es un método fácil y sencillo para limpiar el filtro de nuestro extractor de humos y evitar el gasto de tener que cambiarlo constantemente.

Nota: Si no contamos con una olla lo suficientemente grande podemos poner a hervir el agua y realizar la operación en una cubeta grande o fuentón. Realizando este proceso de limpieza una vez cada 45 días, no tendremos que preocuparnos de la grasa que queda adherida a nuestro filtro del extractor de la cocina.