Cómo corregir los labios

3C9C0F5D9

Más allá de las formas: No todos los labios son perfectos. Por eso existen diferentes tácticas para disimular imperfecciones y corregirlos. Vale atreverse.

  • Excesivamente finos: Aunque unos labios finos pueden resultar atractivos y dar un aspecto sofisticado al rostro, si lo son en exceso, la falta de cuerpo y expresión resultará demasiado evidente. Los labios muy finos, además, remarcan el mentón y, según el caso, una nariz prominente. ¿Cómo corregirlos? El objetivo es darles más volumen. Para conseguirlo deberán delinearse más allá del contorno natural de los labios. Entre uno y dos milímetros, según el caso. ¿Qué colores usar? Tonos claros o puros. ¿Qué evitar? Los colores oscuros y los mates, ya que evidenciarían el retoque.
  • Muy carnosos: Unos labios gruesos resultan muy sensuales, pero si son demasiado carnosos, rompen la armonía y la proporción de la cara. En este caso, el exceso también es conveniente corregirlo. Se tiene que quitar parte del volumen. ¿Cómo corregirlos? Se trata de realizar el proceso inverso a la corrección de los labios muy finos, es decir, se dibujará el contorno del labio dentro de los límites del perfil natural. ¿Qué colores usar? Tonos oscuros o mates. ¿Qué evitar? Los colores claros y los brillantes.
  • Asimétricos: Este tipo de labio resulta muy habitual ya que, por norma general, ningún rostro es totalmente simétrico. La asimetría ligera, prácticamente inapreciable, suele evidenciarse cuando se realizan determinadas muecas y gestos. ¿Cómo corregirlos? En este caso se tendrá que delinear totalmente el perfil del labio. El objetivo es lograr que tenga la forma y proporción correcta. ¿Qué colores usar? La elección debe hacerse en función del grosor. ¿Qué evitar? Usar un delineador de tono distinto al del labial.
  • Excesivamente cortos: Se corresponden con las bocas pequeñas que tienen demasiada forma de corazón. Aunque este tipo de labios fue muy admirado en los años 20, hoy, indudablemente, está pasado de moda. El reducido tamaño de esta boca hace que los pómulos, las mandíbulas y las mejillas parezcan más grandes de lo que son. ¿Cómo corregirlos? Si bien la longitud no se puede corregir, porque resultaría falsa a simple vista, lo que sí se puede hacer es alargar con el lápiz las comisuras y mejorar la proporción del grosor del labio. ¿Qué colores usar? Es aconsejable utilizar sólo tonos claros. ¿Qué evitar? Los contrastes de color.