Como blanquear las axilas con remedios naturales

Muchas veces nos depilamos y ponemos antención en que nuestras axilas queden perfectas, pero aún así notamos ese color oscuro que pareciera no irse con nada. Para comenzar a tratar este problema estético, lo primero que debemos hacer es asegurarnos que no se trata de algún desequilibrio hormonal, o alguna condición específica relacionada con sobrepeso u obesidad. Descartados estos problemas, se puede recurrir a estos remedios naturales que hoy te proponemos para blanquear las axilas.

Remedios naturales para blanquear las axilas

Existen muchas formas milenarias para tratar disferentes problemas estéticos con remedios naturales que nos provee la misma naturaleza, toma nota.

  • Frambuesas y hierbas naturales:Gracias a sus increíbles propiedades la frambuesa a la hora de blanquear nuestras axilas resulta una de las mejores aliadas. Debemos mezclar por partes iguales, raíz de regaliz, raíz de álamo temblón y extracto de frambuesa. Aplicamos directamente sobre nuestras axilas dejando actuar aproximadamente unos 30 minutos. Enjuagamos con abundante agua tibia y secamos. El resultado es rápidamente visible.
  • Leche: La leche es un excelente producto para blanquear las axilas gracias a su alto contenido de vitaminas y ácido láctico, que ademas de blanquear suaviza la piel. Alcanza con aplicar una cucharada de leche sobre la zona y realizar un pequeño masaje. Dejamos actuar 10 minutos y enjuagamos con agua tibia. Éste tratamiento se puede realizar diariamente.
  • Limón: El limón es conocido en los tratamientos de belleza, por sus múltiples propiedades, incluyendo que es antiséptico y blanqueador de la piel. Puedes colocarte unas gotas de jugo recién exprimido, o bien realizar un suave masaje con una rodaja de limón, mientras tomas un baño. Enjuagas, y luego aplicas una crema hidratante para completar el tratamiento.

Bicarbonato de Sodio para exfoliar la piel

Antes de realizar calquier tratamiento para blanquear la piel, un excelente exfoliante natural es el bicarbonato de sodio. Ayudará a remover células muertas permitiendo que las manchas oscuras se vayan desvaneciendo y que la piel nueva quede al descubierto.

Para utilizarlo debes mezclar dos partes de bicarbonato de sodio con una de agua hasta formar una pasta, y luego aplicar sobre las axilas con suave masaje. Deja actuar por unos minutos y retira con abundante agua.