Cicatrizante natural para quemaduras en la piel

cicatrizante natural para quemaduras

A menudo ser ama de casa conlleva a que tengamos ciertos percances en la cocina, como son las quemaduras e irritaciones de la piel, que muchas veces demoran en cicatrizar. Te proponemos este ungüento cicatrizante natural para quemaduras o irritaciones en la piel, de es muy económico y ésta formulado con ingredientes puramente naturales. Es muy fácil de preparar y sumamente efectivo, no dejes de probarlo.

Cicatrizante natural para quemaduras en la piel, ingredientes

Vamos a necesitar los siguientes ingredientes:

  • 120 mililitros de aceite de coco
  • 120 mililitros de aceite de oliva
  • 60 mililitros de consuelda (infusión)
  • 60 mililitros de caléndula (infusión)
  • 60 gramos de cera de abeja
  • 30 mililitros de miel
  • 10 gotas de aceite esencial de lavanda

Cicatrizante natural para quemaduras en la piel, preparación paso a paso

Para comenzar vamos a tomar una olla o cacerola donde colocaremos las hierbas secas mencionadas ( consuelda y caléndula) junto con el aceite de coco y el aceite de oliva para preparar una decocción de 30 minutos.

Pasado éste tiempo y con la preparación caliente, filtramos con ayuda de un colador o una gasa.

Este aceite obtenido, luego lo vamos a colocar en un recipiente y agregamos cuidadosamente la miel y la cera de abejas, removiendo para que la misma se derrita con el calor propio de la preparación. Cuando éstos ingredientes esten completamente integrados procedemos a incorporar el aceite esencial de lavanda.

Mientras todavía este caliente la preparación y aún no haya solidificado podemos envasarla en frascos apropiados que sean herméticos. Dejar enfriar.

Una vez que está sólido, ya podemos utilizar nuestro cicatrizante natural, frente a cualquier evento desfavorable que no hayamos podido evitar en nuestra cocina. Se aplica como cualquier crema sobre la piel lastimada, y la recuperación de la zona es muy efectiva.

Tambien se puede utilizar en dermatitis de pañal, llagas o cualquier erupción cutánea que necesite cicatrización o regeneración de la piel.