Cesto rústico con broches reciclados

cesto rustico con broches1

Les proponemos esta manualidad, muy decorativa, dónde podemos aprovechar broches viejos, cubetas de helado y transformarlos en un cesto rústico, que nos ayude a mantener el orden de nuestro hogar. Es relativamente fácil y sencilla de realizar, así que toma nota y a poner manos a la obra.

Cesto rústico con broches reciclados, materiales

Los materiales que vamos a necesitar para esta manualidad son:

  • Una cubeta de helado para reciclar de 5 Litros
  • Broches o pinzas de ropa de madera, cantidad necesaria
  • Un recorte de tela de broderie para forrar
  • Hilo de yute
  • Cuentas de madera
  • Tijeras
  • Pegamento universal

Cesto rústico con broches reciclados, paso a paso

cesto rústico con bronches

Antes de comenzar con nuestra manualidad, lo primero que debemos hacer es tomar las medidas de la cubeta de helado vacía, ya que de allí, obtendremos el tamaño del lienzo de broderie que necesitamos para realizar el forro interno, y la cantidad de pinzas de mandera que necesitamos para realizar nuestro cesto.

Una vez que tenemos las medidas y los materiales calculados, vamos a comenzar realizando el forro interior, que para ello, alcanzará con hacer una especie de sobre rectangular con sus respectivas costuras. Las más habilidosas pueden hacer los moldes y realizar una réplica exácta del tamaño de la cubeta. Siempre teniendo presente dejar en el borde superior unos 10 centímetros extras, que luego recubriran la cesta dándo el toque decorativo final.

Hecho el forro, vamos a proceder a desarmar los broches y luego pegarlos alrededor de la cubeta de helado como se puede ver en la foto.

Cuando tenemos cubierta  la cubeta  con dos hileras de broches y el pegamento está seco, Vamos a introducir el forro interior y unir cuidadosamente con algunos puntos de pegamento para que quede firme. Recomendamos pegar en el centro interior, y adherir con algunos puntos de pegamento  en la parte externa.

Con hilo de yute vamos a decorar las hendiduras que se formaron al colocar los broches de madera, todo al rededor, y rematar con cuentas de madera.

Finalmente forraremos con hilo de yute la agarradera de la cubeta y tenemos practicamente nuestro cesto rústico reciclado terminado.