Cerezas confitadas

En ésta época del año que se acercan las fiestas, las cerezas se encuentran en su punto justo y son fáciles de conseguir, por eso te proponemos en Utilísima aprovecharlas y realizar estas exquisitas Cerezas confitadas, para acompañar postres.

Cerezas confitadas para acompañar postres, ingredientes

  • 1 ½ kilo de Cerezas (preferentemente de cáscara bien oscura)
  • 1 Limón
  • 1 kilo de Azúcar
  • ½ copa de Oporto

Cerezas confitadas para acompañar postres, preparación paso a paso

Primordialmente es importante elegir muy bien la fruta, que esté madura, en su punto justo, y si es posible, preferir cerezas de cáscara de color oscuro. Lavarlas y retirar el carozo. (Vamos a reservar algunos carozos, ya que contienen pectina, y eso le dará más consistencia a nuestra confitura.)
Una vez que tenemos las cerezas descarozadas, vamos a partirlas por la mitad.

Colocar las frutas en una cacerola, junto a 5 o 6 carozos, y cubrir con el azúcar y el jugo de limón. Dejar reposar, hasta que desprendan el jugo, y el azúcar se tiña del color de las cerezas.

Cuando han desprendido el jugo, es el momento de llevar la cacerola a fuego bajo, y cocinar hasta que la preparación comience a hervir. Durante la cocción debemos retirar la espuma que se va formando a los costados y en la superficie de la cacerola. Revolver periódicamente para evitar que la confitura se nos pegue o se queme, hasta obtener el punto deseado. Como se cocina muy rápido, 15 o 20 minutos será suficiente, dependiendo de la potencia de nuestra cocina, pero siempre es mejor hacer una cocción lenta, aunque nos lleve un poco más de tiempo.

Envasar la confitura cuando todavía este caliente, en frascos de vidrio esterilizados, tapar bien, y ponerlos boca abajo, durante un día, antes de guardarlos definitivamente.

Las cerezas confitadas, son ideales, para acompañar cremas heladas, postres varios, o rellenar tortas. Haciendo conservas envasadas, podremos aprovechar esta y otras frutas, para tenerlas al alcance de la mano, en cualquier época del año.