Cepillado en seco para lucir una piel sedosa y tonificada

cepillado en seco

La técnica de cepillado en seco, además de permitirte lucir una piel sedosa y tonificada, posee varios beneficios extras, ya que funciona como una suave exfoliación sobre la piel, que intensifica la circulación sanguínea ayudando a eliminar progresivamente la celulitis y la aparición de várices. Es una técnica muy sencilla que puedes realizar en la comodidad de tu casa, y devolverle a tu piel, su textura natural y saludable, toma nota.

Beneficios de cepillar la piel en seco

Ésta técnica es muy practicada para eliminar y combatir los depósitos de grasa que van formando la celulitis, mientras que al mismo tiempo realiza una suave exfoliación que permite eliminar piel muerta que tapa los poros, devolviéndole a la piel su textura suave y natural.
El cepillado en seco se puede realizar en todo el cuerpo, permitiendo así un delicado masaje que reactiva el sistema linfático, el cual se encarga de eliminar las toxinas de nuestro organismo. Al mismo tiempo que se exfolia la piel, y se eliminan toxinas, se mejora significativamente la circulación sanguínea, lo que ayuda a prevenir la aparición de arañitas y várices, coágulos sanguíneos, y la acumulación de grasa que nuestro cuerpo no necesita.

Todos estos beneficios, ayudan a mantener nuestra piel profundamente limpia, saludable y le otorgan un aspecto sedoso y brillante, eliminando también puntos negros, espinillas, granitos, vellos encarnados y esos aspectos que la hacen lucir descuidada.

Cepillado en seco, como realizar la técnica en casa

la técnica de cepillado en seco, la puedes realizar en la comodidad de tu casa, no lleva demasiado tiempo, aclanzan 20 minutos para obtener todos los beneficios que mencionamos anteriormente.

Para ello deberás valerte de un cepillo de cerdas naturales, los cuales son muy suaves y 20 minutos extras antes de ducharte. La técnica se recomienda para obtener óptimos resultados, realizarla al principio dos veces por semana, luego una vez por semana, cada quince días y finalmente una vez por mes.

Para comenzar vamos a tomar nuestro cepillo, y con movimientos suaves, circulares y ascendentes vamos a cepillar primero las manos luego los brazos hasta extendernos a los hombros. Es importante que éste tipo de masaje sea verdaderamenre relajante y placentero, por lo que la intensidad de los movimientos dependenderá de nuestros gustos. Nunca deben ser bruscos, muy intensos, ni mucho menos agresivos.

Cuando terminamos con las manos, haremos lo mismo con la zona de los pies, tobillos, piernas hasta llegar a los muslos.

Finalmente realizaremos el cepillado en seco en nuestro abdomen, caderas, bajo vientre, glúteos y baja espalda.

El cepillado en seco es una técnica ideal para cuidar nuestra piel, una vez que hayas concluído todas las zonas del cuerpo, se recomienda tomar una ducha de agua tibia intercalando con chorros de agua fría, para terminar de reactivar la circulación, retirar la suciedad removida y células muertas de nuestra piel.

Nota: Este tratamiento debe ser relajante y placentero, no se recomienda cepillar zonas de la piel irritadas, lastimadas, etc.