Bombas efervescentes perfumadas para el baño

Nada más lindo que un baño de inmersión cuando llegamos a casa. Hoy te proponemos en Utimujer, preparar tus propias bombas efervescentes perfumadas, para agregar al agua de la tina, y disfrutar de un momento relajante y placentero.

Bombas efervescentes perfumadas para el baño

Bombas efervescentes perfumadas para el baño, materiales

Vamos a necesitar los siguientes materiales:

  • 110 g de ácido cítrico
  • 290 g de bicarbonato de sodio
  • 25 g de copos de avena instantánea
  • 1/4 de cucharadita de aceite esencial de lavanda
  • 1/8 de cucharadita de aceite esencial de geranio
  • Agua de hamamelis (manzanilla)
  • Flores de lavanda y pétalos de rosa secos
  • Un molde para bombas de baño

Bombas efervescentes perfumadas para el baño, procedimiento

Vamos a comenzar tamizando el ácido cítrico junto al bicarbonato de sodio para asegurarnos un trabajo prolijo. Remover bien los ingredientes para mezclar y luego añadir los aceites esenciales

Con un pulverizador donde colocaremos el agua de manzanilla (Hamamelis) rociamos los ingredientes para que estos se humedezcan y dejamos que tomen la consistencia de arena mojada. Luego agregamos los copos de avena y mezclamos nuevamente.

Tomamos el molde de la bomba y en una de las mitades vamos a colocar los pétalos y las flores secas, para luego terminar de rellenar con la preparación que hicimos anteriormente. En el centro de la bomba colocaremos nuevamente pétalos y flores secas, y rellenamos la otra mitad del molde con la mezcla arenosa. Cerrar el molde.

Es importante que presionemos bien los ingredientes para que se compriman y no queden burbujas de aire, así obtendremos una bomba efervescente para baño perfumada y perfecta.

Abrimos el molde y dejamos secar sobre un paño o goma eva, para que no se deformen.

Los ingredientes rinden para 6 bombas efervescentes de baño grande. El secado de las mismas dependerá del tamaño que las realicemos, entre 12 a 24 horas, hasta que estén completamente secas y duras.

Una vez hechas, las podremos disfrutar en nuestra tina, aprovechando todos los beneficios del aroma que poseen, y los efectos beneficiosos de los aceites esenciales.