Aprende a preparar vinagre casero

vinagre casero

El vinagre es un condimento líquido que solemos utilizar para realizar los sabores de nuestras comidas, sobre todo cuando preparamos ensaladas. Es un condimento bastante económico, y que tiene algunas variedades, dependiendo de la base que se utilices para obtenerlo. Hoy te enseñamos como preparar tu propio vinagre de vino de forma casera, ya que es realmente muy fácil.

Tipos de vinagre

Antes de comenzar a realizar nuestro propio vinagre de vino, vamos a conocer los tipos de vinagres que podemos adquirir para condimentar y realizar el sabor de nuestras comidas. Existen varios tipos de vinagres

  • Vinagre de vino: El vinagre de vino proviene de la fermentación de vinos blancos y tintos son perfecto para carnes. Hay que destacar de estos vinagres, a mayor calidad del vino base, más calidad de vinagre obtendremos.
  • Vinagre Blanco:  De un sabor muy fuerte e intenso, es absolutamente transparende, de alli su denominación, se obtiene de la fermentación de la caña de azúcar o de la melaza. Se recomienda utilizarlo con cuidado, es ideal para la elaboración de conservas y escabeches.
  • Vinagre de Manzana: De sabor suave y delicado, el vinagre de manzana es uno de los más utilizados para darle sabor a las comidas, sobre todo en los países europeos. Se obtiene a partir de la sidra ( fermentación de manzana). Es un condimento natural, muy recomendado por los especialistas para realzar el sabor de las comidas, sobre todo en las dietas hipocalóricas para perder peso.
  • Vinagre de arroz: Obtenido de la fermentación del arroz, se utiliza mucho en la cocina oriental, sobre todo para acompañar sushi, generalmente mezclado con azúcar, sake y wasabi.
  • Vinagre de Jerez: De color caoba, se obtiene mediante la fermentación de uvas seleccionadas, bajo una receta antigua y artesanal. Ideal para dar un toque especial a determinados pescados.

Cómo preparar vinagre casero de vino

Conociendo los tipos de vinagres que podemos encontrar en el mercado industrial, hoy te proponemos realizar tu propio vinagre casero a base de vino, con una receta y procedimiento súper fácil.

Como ya dijimos antes, a mayor calidad del vino, mayor calidad de vinagre vamos a obtener, por eso te recomendamos elegir un buen vino de sabor exquisito para ésta preparación, que luego utilizarás para condimentar tus ensaladas y carnes varias.

Elegido el vino, solamente nos resta retirar el corcho o la tapa de la botella, y cubrir el pico con un paño seco y limpio.
Dejaremos reposar asi durante 30 a 45 días para obtener un vinagre madre. Pasados los 30 días debemos probar la intensidad de nuestro vinagre casero, allí sabremos si continuamos con el proceso o llego el momento de filtrarlo.
Si nuestro vinagre ya posee un gusto apropiado, vamos a filtrarlo mediante un embudo y un paño limpio para retirar cualquier tipo de impureza y luego lo envasamos.

De ésta forma económica obtendremos un exquisito vinagre, de sabor intenso y sin ningún tipo de aditivos.

Nota: Si gustas realzar aún más el sabor de tu vinagre puedes agregar un par de cucharadas de pasas de uvas. En el caso de utilizar vino blanco, pasas de uvas rubias, y por el contrario si usas un vino tinto, pasas de uvas negras.