Aloe vera para decir adios a los hongos en los pies

aloe vera contra hongos en los pies

Esa picazón insoportable que ataca nuestros pies, mal olor, y hasta muchas veces ardor y pequeñas lastimaduras que no se curan, seguramente se deben a los hongos, ( micosis) que proliferan en épocas de calor, pero que pueden aparecer en cualquier época del año. Les compartimos hoy una receta casera con las increíbles propiedades del aloe vera para combatir hongos en los pies.

Aloe vera para combatir hongos en los pies, ingredientes

Vamos a necesitar los siguientes ingredientes:

  • Una hoja de aloe vera
  • Agua y jabón
  • Un par de medias

Aloe vera para combatir hongos en los pies, procedimiento

Para realizar éste tratamiento, vamos a utilizar la parte interna de la hoja de aloe vera, o sea su gel.

Con mucho cuidado vamos a retirar esa parte transparente de la hoja de aloe vera con ayuda de una cuchara y obtendremos un gel ideal para aplicarlo sobre los pies y eliminar los fastidiosos y molestos hongos que nos provocan el mal olor y la sensación de picor y escozor.

Vamos a lavar cuidadosamente nuestros pies con agua y jabón y luego secarlos con una toalla limpia, poniendo mucha atención en el paso del secado. Hecho ésto, aplicaremos el gel de aloe vera en la zona afectada extendíendolo como si se tratara de una crema hasta su total absorción.

Este tratamiento es ideal para realizar antes de ir a descansar, así podremos aprovechar todos los beneficios saludables del gel de aloe vera. Te colocas las medias para generar calor, y los dejas así toda la noche.

No hace falta enjuagar a la mañana siguiente. Se debe repetir durante una semana para eliminar completamente los hongos de los pies.

Rápidamente notarás, como tus pies recuperan la suavidad de su piel, se mantienen hidratados y libres de micosis, ya que el aloe vera entre sus muchas propiedades es antiséptica y evita la proliferación de bacterias.

Entre los beneficios que podemos mencionar, no solo podrás cmbatir y tratar los hongos de los pies, sino que además le devolverás a la piel la hidratación natural que necesita, evitando resequedad, agrietamiento, y posibles infecciones por la falta de cuidados de ésta zona del cuerpo tan olvidada, como son nuestros pies.