Almohadón reciclado sin costuras

Si no eres muy amiga de la máquina de coser, o de las agujas e hilo, esta manualidad puede ser la tuya. Te proponemos realizar un almohadón reciclado sin costuras, con una remera vieja de algodón que esté en desuso. Es una manualidad muy fácil de realizar, y podrás lucirte como una verdadera experta, sumando color y diseño a tus ambientes. Toma nota.

Almohadón reciclado sin costuras, materiales

Vamos a necesitar los siguientes materiales:

  • Remera de algodón grande de color a elección
  • Molde. ( Puede ser un corazón, o cualquier molde que sea de tu agrado
  • Alfileres
  • Tijeras
  • Algodón de relleno ( vellón o guata)
  • Regla
  • Lápiz

Almohadón reciclado sin costuras, paso a paso

Para comenzar vamos a realizar nuestro molde de patrón. Para ello podemos elegir la forma deseada, puede ser un círculo, un rectángulo y porque no un corazón.

Analizamos las medidas que deseamos para nuestro almohadón, y posteriormente transferimos a un papel de molde el diseño elegido.

Una vez que tenemos el molde patrón, vamos a adherir a nuestra tela ( en este caso una remera vieja de algodón) con ayuda de los alfileres y realizaremos el corte de nuestra pieza dejando aproximadamente unos 10 a 15 centímetros extras en todo el perímetro. O sea que si tienes un cuadrado de unos 30 centímetros deberás sumarle 15 centímetros más a toda la superficie para realizar el corte de la pieza. ( siempre con el molde ya adherido a la tela.

Paso siguiente con ayuda de las tijeras vamos a cortar tiras de 1,5 centímetros de ancho en toda la superficie desde afuera hasta donde comienza el molde patrón.( Para ésto puedes marcar las tiras con ayuda de un lápiz y una regla, asi quedarán todas del mismo tamaño y bien prolijas.)

Una vez que terminamos con este paso, dejando el patrón adherido vamos a ir atando nudnos entre las tiras de una cara y las de la otra, siempre haciendo el nudo donde comienza el molde patrón. Estos nudos serán nuestra costura. A medida que vamos haciendo los nudos vamos a ver que bonito que queda y lo interesante que resulta ésta fácil manualidad.

Dejamos sin anudar algunas tiras para poder colocar el relleno y que nuestro almohadón tome forma completamente.

Una vez colocado el vellón o guata, cerramos con nudos las tiras que dejamos sin atar, y ya tenemos nuestra hermoso almohadón reciclado, listo para lucir en cualquier rincón de nuestra casa.