Alimentación sana para estar radiantes

Es muy importante llevar una alimentación sana para el cuidado de la salud  y la estétetica, como dice la famosa frase ”somos lo que comemos”. Si acompañamos esto con actividad física diaria notaremos una gran mejoría en nuestra imagen y en nuestro interior.

  • Cítricos: las naranjas y las mandarinas poseen un alto contenido de vitamina c, naturalmente antioxidante y ayuda a combatir las arrugas causadas por el paso del tiempo.
  • Las zanahorias: Son asombrosas, ayudan a mantener una buena visión, posee propiedades antioxidantes y deja la piel radiante, y favorece la pigmentación de la piel a la hora de broncearla.
  • Frutillas: Las frutillas tienen melanina que ayudan a prevenir el acné, puntos negros y pecas. Es purificante y antioxidante.
  • Espinacas: Como podemos observar en muchos videos sobre famosas modelos internacionales y estrellas de hollybood, todas ellas incorporan espinacas en su licuado de desayuno ¿Porqué? por su gran contenido de minerales, vitaminas, antioxidantes y fibra. Además ayuda en el crecimiento del cabello.
  • Arándanos: Los arándanos previenen enfermedades cancerígenas y si se consumen eventualmente, ayudará a mantener la piel tersa y suave.
  • Tomates: Protegen a la piel de los rayos UV causados por el sol y son muy ricos en vitamina A.
  • Brócoli: Previene el cáncer. Combate la celulitis, mejora la apariencia de las estrías y evita el envejecimiento prematuro de la piel.
  • Nueces: Consumir 6 nueces en el desayuno, nos brindará todo lo que nuestro organismo necesita para arrancar el día con mucha energía, ya que son muy ricas en ácidos grasos omega 3, vitamina E, antioxidantes y fibra.

Alimentación sana y el gran beneficio de las manzanas:

Las manzanas rojas y verdes nos aportan una gran cantidad de vitaminas, minerales, repara tejidos, nutre la piel. Gracias a su gran poder antioxidante evita la retención de líquidos. Ayuda al crecimiento muscular. Posee calcio, magnesio, hierro, potasio y fósforo, esenciales para la nutrición de la piel. La mejor opción es consumirlas en el desayuno, en una ensalada de frutas, en un licuado, o a media mañana y antes o después de hacer ejercicio .