Alimentación saludable para el verano

alimentacion de verano

Cuando llegan las altas temperaturas nuestro organismo requiere una alimentación mucho más liviana que durante las épocas de invierno.  Si bien debemos respetar nuestros planes alimentarios, y recordar que si llevamos una dieta estricta lo mejor será respetarla, nunca está de más conocer algunos items y consejos a cerca de la alimentación equilibrada y saludable que debemos llevar en verano.

Alimentación saludable para el verano, consejos

Lo primero que debemos tener en cuenta es que frente a las temperaturas elevadas nuestro cuerpo corre riesgos de deshidratarse con mayor facilidad, por lo tanto deberemos preferir no solo comidas livianas, sino aquellas ricas en agua como frutas y verduras; además de consumir abundantes líquidos. Las frutas sobre todo son ricas no solo en agua, sino también en vitaminas y minerales que sirven para rehidratarnos, mucho más si realizamos actividad física.

Con ésto no queremos decir que solo lleves una dieta a base de frutas y verduras, sino más bien que incrementes su consumo en ésta época del año, ya que el resto de los alimentos de la pirámide alminetaria, no deben excluirse completamente, cada uno cumple una función especial para mantener saludable nuestro organismo.

Alimentos y comidas que se deben evitar en verano

Como mencionamos en el párrafo anterior, los hidratos de carbono, cereales, lácteos, carnes y aceites no deben eliminarse por completo durante las épocas de altas temperaturas, sino reducir su consumo.

Debes evitar consumir en grandes cantidades:

  • Grasas: Prefiere alimentos descremados en el caso de los lácteos, y carnes magras. Los aceites crudos y para acompañar algunos alimentos frescos, como en el caso de las ensaladas. Evita las comidas fritas.
  • Alimentos industrializados y enlatados: La mayoría de estos alimentos contienen en sus conservantes gran cantidad de sodio, lo que no es muy recomendable para consumir a diario, ya que incrementa la retención de líquidos.
  • Sal agregada: No excedas la cantidad de sal que utilizas en tus comidas, ya que con las altas temperaturas, al igual que los alimentos enlatados e industrializados, aumentan el riesgo de retención de líquidos innecesario.
  • Alcohol: En las dietas, independientemente de la época del año, se recomienda consumir alcohol con prudencia. Pues bien, el verano, las altas temperaturas y el alcohol, no son buenos amigos. Asi que si si vas a asistir a una fiesta o reunión, no consumas alcohol en exceso.

Nota:Un buen consejo es planificar lo que vamos a consumir durante la semana, para poder realizar una alimentación variada, y no comer todos los días lo mismo. Recuerda, frutas y verduras, abundantes ensaladas, licuados, batidos, y sobre todo agua, para mantener tu cuerpo hidratado y saludable, frente al calor del verano.