Alimentación adecuada para niños pequeños

alimentación de 2 años

Una de las cosas que mas nos preocupan a las mamás, es la alimentación de nuestros hijos, sobre todo cuando son pequeños y comienzan la guardería o el jardín. Lo cierto es que alrededor de los dos años, los niños necesitan una alimentación adecuada, para poder mantenerse fuertes y vivir el día al máximo.

Alimentación el segundo año de vida de un niño

Durante el primer año de vida un niño crece muy rápidamente, y al llegar al segundo año de vida, este ritmo de crecimiento disminuye, por lo que también suele mermar un poco el apetito, y allí es cuando las mamás entramos en pánico porque no sabemos como alimentarlos y permitir que su desarrollo continúe de forma óptima.

¿Qué alimentos no deben faltar en el segundo año de vida de un pequeño?

Una alimentación equilibrada en el segundo año de vida, permitirá el perfecto desarrollo, tanto del cerebro como del resto del organismo de un pequeño, y le aportará la energía suficiente para realizar la gran cantidad de actividades diarias que suelen llevar a cabo en su corta edad.

  • Vegetales: Son muy importantes en la alimentación de un niño ya que aportan gran cantidad de vitaminas A, C, potasio y fibra,y algunos contienen antioxidantes que disminuyen la posibilidad de desarrollar enfermedades cardíacas con el paso del tiempo. Ofrece a tu hijo 1 taza diaria de vegetales, crudos, cocidos o en diferentes preparaciones que tengan mucho colorido; brócoli, espinacas, acelga, zanahorias, tomates, zapallo, son excelentes en su aporte de nutrientes.
  • Cereales: Por su alto contenido de fibras, son excelentes para la alimentación de un pequeño de ésta edad, ya que colaboran con la digestión, y proporcionan sobre todo energía. Debes darle una porción de aproximadamente 100 gramos diarios, ya sea de pan, arroz, avena, fideos, palomitas de maís, quinoa, etc.
  • Frutas: Las frutas son muy fáciles de incorporar en la dieta diaria de un niño, sobre todo porque son dulces. Aportan vitaminas y minerales al igual que los vegetales, y sobre todo fibra, en el caso de aquellas que se pueden consumir con cáscara. Ofrécele, 2 porciones de frutas al día, ya sean picadas, en ensalada de frutas, o en jugos.
  • Lácteos: Principal fuente de calcio para un niño, no pueden faltar los lácteos en su alimentación, sobre todo porque son indispensables para el desarrollo de los huesos, y aportan vitamina D y hierro, además de colaborar para que el cerebro se desarrolle y funcione bien. Puedes darle dos porciones al día, ya sean vasos de leche, porción de queso, yogurt, etc.
  • Proteínas: Suelen ser el grupo de alimentos más complicados para que el niño acepte, por lo que debemos insistir para que aprendan a consumirlos. Hablamos de carnes magras, aves, pescados, mariscos, guisantes, nueves, huevos, y alimentos derivados de la soja. Opta por darle la oportunidad de elegir aquellos que más le gusten y poco a poco ir agregando el resto de los alimentos de éste grupo. Se recomienda 1 gramo de proteínas por cada kilo de peso del niño.

 

La alimentación de un niño en su segundo año de vida, es muy importante para que complete su desarrollo, si tienes dudas, consulta con tu pediatra de confianza, cuales son las mejores opciones para ayudar a que tu pequeño se alimente de la forma correcta.