Accesorios prácticos que no deben faltar en la llegada de tu bebé

accesorios para bebe

Seguramente el final del embarazo sea uno de los momentos de mayor ansiedad que casi todas las mujeres atravesamos, pero aún así debemos estar bien preparadas para cuando nuestro pequeño bebé llegue y se haga presente entre los integrantes de nuestra pequeña o gran familia.

A lo largo de éstos nueve meses, vamos a recibir muchos regalos, casi todos muy útiles, sobre todo baberos, ropa, pañales y otros accesorios que formarán parte del ajuar del pequeño.

Que accesorios no nos pueden faltar cuando nazca nuestro bebé

Cuando se acerca la fecha, el bolso para asistir a la maternidad, debe estar bien preparado, con varias mudas de ropa, mantitas, biberones y pañales que vamos a necesitar para la llegada de nuestro bebé. Hay otros accesorios que te mencionamos más abajo que pueden resultar de mucha utilidad, una vez que regresemos a casa. Toma nota.

  • Luz para cuna: Cuando el pequeño llega puede resultarnos un poco duro acomodarnos a sus tiempos, ya que el sueño de un bebé es bastante intermitente. Una luz de apoyo sobre la cunita, o cerca de ella, será de mucha ayuda para cuando tengamos que levantarnos y atenderlo, ya sea para cambiarlo, o amamantarlo. Recuerda que debe ser una luz baja y suave, asi el pequeño retornará fácilmente a sus períodos de sueño.
  • Reposera o mecedora: A medida que el tiempo pase, tarde o temprano habrá que retomar las actividades de la casa, por lo tanto adquirir una reposera o mecedora, confortable, segura y bien alcolchada, será de mucha utilidad en éstos momentos. Colocaremos al pequeño allí, y podremos ocuparnos de nuestras tareas domésticas, como del pequeño, mientras lo tenemos a la vista constantemete.
  • Cambiador para bebés: Éste es una especie de mueble adaptado solamente para el aseo del pequeño, hoy en día los hay muy completos, para tener a mano, ropita, pañales, y aquellos elementos de aseo personal que el niño necesita. Son muy prácticos, y te facilitarán la tarea de higiene de tu hijito.
  • Sacaleches y biberones: Tal vez los primeros meses, sobre todo si eres primeriza, necesites de un sacaleche, para almacenar leche materna y tenerla disponible cuando el bebé tenga hambre, sobre todo a la noche. Los hay muy buenos y no privarás a tu pequeño que se alimente con la mejor leche que necesita para crecer sano y saludable. Recuerda tener varios biberones éstériles a mano, esto también te facilitará la lactancia, para no tener que lavar y esterilizar la misma mamadera cada vez que tengas que alimentarlo.